La cara

 
 
 
por: Redacción esmas
Fuente: esmas.com
 

Los huesos de la cara determinan las facciones de una persona

 
¿Has pensado alguna vez en cómo es tu calavera? Pues es igualita a la de todas las personas. Te la voy a presentar.

Los principales huesos de la cara son el frontal, el lacrimal que se encuentra en el orificio de los ojos, el hueso nasal, el malar que forma parte de las mejillas o cachetes, el maxilar superior y el maxilar inferior.

Todos los huesos de la cara determinan las facciones de una persona.

Todos son rígidos, menos uno, el maxilar inferior que es el único que tiene movimiento y permite la masticación, el poder hablar, cantar y bostezar. Está unido a la cara al centro de las orejas por una articulación que le permite abrir y cerrar la boca y moverse hacia los lados.

Los huesos de la cara están diseñados para permitir la ubicación de los ojos, nariz y boca que son tres de los órganos de los sentidos, los oídos tienen su entrada a los lados entre la cara y el cráneo.

Los maxilares superior e inferior sostienen la raíz de los dientes y muelas.

En la nariz tenemos también un cartílago o hueso blando y los orificios de ella están divididos por el tabique nasal.

Es muy importante cuidar los huesos de la cara de accidentes, sobre todo los de la nariz y el maxilar inferior, porque aunque solden fácilmente, pueden causar alguna deformidad en el rostro de la persona y problemas con las funciones que estos huesos realizan.

Cuando el maxilar inferior o mandíbula llega a salir de su articulación, suele provocar dolores muy fuertes de cabeza, oídos y tronidos muy molestos al abrir y cerrar la boca. A veces el maxilar llega a “trabarse” también por situaciones de tensión o estrés y hay que consultar un médico.

 
 
 
Los huesos de la cara son el frontal, el lacrimal, malar y los maxilares
Los huesos de la cara son el frontal, el lacrimal, malar y los maxilares
Foto: esmas.com
Notas Relacionadas
Fotogalería Videos