Funcionamiento cerebral

 
 
 
por: Redacción esmas
Fuente: esmas.com
 

El funcionamiento del cerebro se realiza a través de energía pura y millones de neuronas que actúan como transmisores

 
El cerebro tiene la enorme función de controlar todas las actividades que realizan cada uno de los órganos de nuestro cuerpo, pero también es el encargado de desarrollar todas las funciones que nos distinguen de los animales. Entre ellas están el lenguaje, el pensamiento, el razonamiento, el aprendizaje, la memoria, la atención y muchas más.

No es fácil describir y comprender cómo lo hace, ya que funciona con pura energía que utiliza para enviar mensajes.

La energía es la capacidad de la materia cerebral para manifestarse en forma de trabajo, movimiento, fuerza, sonido o calor. Para lograrlo emplea dos tipos de energía, la química y la eléctrica.

En el cerebro hay dos zonas funcionales muy importantes, una la de los procesos que nos permiten aprender y otra la de los procesos inconscientes, es decir los que no nos damos cuenta que suceden.

También hay una zona que se llama subconsciente, en ella queda guardado todo lo que hemos aprendido y que no utilizamos diariamente, pero cuando necesitamos ese conocimiento surge rápidamente.

En esta zona, también se desarrolla una de las cualidades más importantes del ser humano que es la creatividad, algo muy importante para tener éxito en la vida y que todos tenemos, auque en cada persona es diferente dependiendo de sus intereses y gustos.

El cerebro es maravilloso, no se cansa de aprender y tiene una enorme capacidad para hacerlo, sobre todo durante los primeros años de vida, pero si no se le proporciona información y se aprovecha para producir, crear, construir, la inteligencia no se desarrolla y hay que recordar que lo que nos distingue de otros animales es precisamente nuestra inteligencia.

El cerebro y nuestra inteligencia se desarrollan gracias a la información que recibimos a través de nuestros sentidos y cuando la aprovechamos para aprender, producir, crear, amar, corregir, relacionarnos adecuadamente con los demás y construir, podemos comprobar su enorme poder, no solo en nuestro cuerpo sino en el aprovechamiento y control de todo lo que nos rodea.

Nuestro cerebro es el centro de la actividad intelectual que nos permite hablar, pensar, recordar. Coordina y regula cada movimiento voluntario o involuntario, conciente o inconsciente de nuestro cuerpo.

Lo necesitamos para respirar, para transformar los alimentos, para eliminar los desechos, para que el corazón funcione, para sentir. Sin el cerebro no se puede vivir.

Nos permite además tener conciencia y con ello tener noción de nosotros mismos y del mundo que nos rodea.

Del cerebro procede el placer, la creatividad, la alegría, la risa, el llanto, el entusiasmo, el cansancio, las penas, el dolor, el miedo y la tranquilidad.

Cuándo el cerebro deja de funcionar, aunque algunos órganos sigan "vivos", la persona en realidad ha dejado de vivir, ya que cae en lo que se conoce como muerte cerebral.

 
 
 
El buen funcionamiento del cerebro depende del desarrollo de la neuronas.
El buen funcionamiento del cerebro depende del desarrollo de la neuronas.
Foto: esmas.com
Fotogalería Videos