Ramificaciones nerviosas

 
 
 
por: Redacción esmas
Fuente: esmas.com
 

Miles de ramificaciones nerviosas recorren el cuerpo humano

 
Conectados al cerebro y a la médula espinal hay una gran cantidad de nervios.

Los nervios son como cordones muy delgados de sustancias nerviosas que se ramifican por todos los órganos del cuerpo.

En el cerebro corren 24 nervios craneales que se comunican con los órganos de los sentidos, los ojos, la nariz, la boca y los oídos.

Otros 62 grandes nervios que se llaman nervios espinales, salen de la médula espinal y se van ramificando hasta llegar a cada parte del cuerpo.

Los nervios y las neuronas forman una intrincada red de comunicaciones que permite sentir una caricia, un dolor, un piquete, una emoción; ver, oír, oler, saborear, caminar, digerir, respirar, sudar, toser, orinar, cantar, brincar, bailar, llorar, dormir, soñar, recordar, aprender, construir y muchas, muchas cosas más.

Pero los nervios no actúan solos, tienen un grande y potente centro de control que es el cerebro y que permite que hagamos todo lo hacemos todos los días, despertar, dormir, caminar, escribir, leer, hablar, cantar, platicar, aprender y todo, todo lo demás.

Los nervios controlan los movimientos y las sensaciones del cuerpo. En el cerebro las neuronas contienen y transmiten toda la información que nos permite ser seres humanos, inteligentes y sensibles.

 
 
 
Las ramificaciones nerviosas recorren el cuerpo humano.
Las ramificaciones nerviosas recorren el cuerpo humano.
Foto: esmas.com
Fotogalería Videos