Los testículos

 
 
 
por: Redacción esmas
Fuente: esmas.com
 

Son unas glándulas que producen las células sexuales masculinas o espermatozoides

 
Los testículos, son dos órganos de color blanquecino que están protegidos por unas bolsas llamadas escroto.

El escroto, es una membrana que permite mantener la temperatura adecuada para que se logre la producción de espermatozoides, que son las células sexuales masculinas, que permiten la formación de un nuevo ser humano.

Los testículos descienden durante los primeros meses de vida y se colocan fuera del contorno del cuerpo, porque para que se puedan producir los espermatozoides, necesitan una temperatura entre 3° y 5 ° menos que la que tiene el resto del cuerpo. Cuando hace mucho frío el escroto se contrae y acerca a los testículos al cuerpo.

Dentro de ellos hay unos tubitos muy largos, enroscados, que miden más o menos 230 metros de longitud, se llaman túbulos seminíferos y que se acomodan dentro de los testículos dando vueltas y vueltas. En ellos se producen los espermatozoides.

Entre los túbulos se encuentran las células de Leydig que producen testosterona, que es una hormona masculina. También están las células de Sertoli, que contienen las sustancias nutritivas que necesitan los espermatozoides para su desarrollo.

Cuando los espermatozoides están formados, pasan a otro segmento de los testículos llamado epidídimo, que es un tubo largo y enredado en donde permanecen unos días antes de ser eyaculados o de morir.

A partir de la pubertad, más o menos a los 12 años, los testículos empiezan a producir espermatozoides y aunque con la edad va disminuyendo su producción, lo van a seguir haciendo durante toda la vida del hombre.

Los testículos son órganos muy sensibles y delicados que pueden afectarse por lesiones, por usar ropa muy apretada, por alguna enfermedad de transmisión sexual o por problemas hormonales.

 
 
 
Los testículos, órganos productores de espermatozoides.
Los testículos, órganos productores de espermatozoides.
Foto: esmas.com
Fotogalería Videos