Las hormonas

 
 
 
por: Redacción
Fuente: esmas.com
 

Se encargan de activar o desactivar genes en el ritmo funcional de las células del cuerpo provocando una respuesta fisiológica

 
La palabra hormona, se empezó a usar en 1905. Viene de un vocablo griego que significa “estimular” y recibieron este nombre las sustancias producidas por las glándulas, porque se creía que ésa era su única función. Pero ahora, gracias a los avances de las ciencias se ha podido comprobar que también pueden inhibir es decir bloquear, procesos del organismo.

Después de ser liberadas las hormonas en el medio interno, actúan en él provocado una respuesta fisiológica a cierta distancia de donde fueron segregadas. Para ello, se unen a unos receptores que se encuentran en la superficie o dentro de las células, a las que se les conoce como células blanco o dianas.

En realidad la función de las hormonas consiste en activar o desactivar genes que tienen una función determinada, es decir aceleran o retardan el ritmo de las funciones normales de las células a las que van destinadas.

Las hormonas son sustancias necesarias para el funcionamiento del cuerpo y cada una de ellas, actúa solamente en las células a las que van destinadas y que cuentan con receptores especiales que las reconocen y aceptan.

No ha sido fácil para los investigadores saber qué función realiza cada hormona, porque a veces actúan solas y otras con ayuda de otras. Lo que sí se sabe es que se encargan de mantener constante el medio interno regulando los procesos bioquímicos que se llevan a cabo en el organismo.

Hay hormonas que producen efectos rápidos, de corta duración y otras que actúan lentamente pero cuyos efectos duran más.

Las hormonas se procesan en el interior de cada célula y casi siempre se almacenan en ellas mientras son liberadas y pasan a la sangre. Los ovarios almacenan sus propias hormonas.

La cantidad de cada hormona que circula por la sangre es solamente la que se necesita en ese momento, la producción de cada una de ellas aumenta o disminuye según cambian los requerimientos y necesidades de cada persona. Esto se logra por la comunicación que existe con el sistema nervioso, que manda las órdenes sobre las necesidades del organismo.

Cuando en la sangre hay una cantidad anormal a la necesitada, la glándula recibe la orden de inhibir o frenar la producción de esa hormona.

Actualmente se han identificado más de 100 tipos diferentes de hormonas, y seguramente este número va a aumentar porque los investigadores siguen buscando otras nuevas.

Las hormonas, según su composición bioquímica y su mecanismo de acción, se clasifican en:
- Proteicas: que están compuestas de cadenas de aminoácidos que tiene toda célula viva e incluyen las hormonas que produce la hipófisis, las glandulas paratiroideas, la placenta y el páncreas. Por su composición bioquímica, sus receptores se encuentran en la membrana donde comienza a producirse una serie de reacciones que dan lugar a unos productos bioquímicos que actúan como segundo mensajeros.
- Esteroideas: que son producidas por las glándulas suprarrenales, los ovarios y los testículos. Son derivadas del colesterol y pueden atravesar la célula y unirse con su receptor que se encuentra en el citoplasma de la célula blanco o diana.
- Aminas que son producidas por la médula suprarrenal y la tiroides y su receptor se localiza en el núcleo de la célula.

 
 
 
Las hormonas regulan el funcionamiento de muchos órganos.
Las hormonas regulan el funcionamiento de muchos órganos.
Foto: esmas.com
Fotogalería Videos