Esguinces, luxaciones y fracturas

 
 
 
por: Redacción
Fuente: esmas.com
 

Las separaciones de las articulaciones y la ruptura de huesos son lesiones que causan intensos dolores

 
Uno de los problemas que pueden presentarse en las articulaciones son los esguinces, que son causados por la separación momentánea de las articulaciones provocando dolor intenso, inflamación y dificultad para mover la parte afectada.

Cuando esto sucede hay que inmovilizar la articulación afectada, elevar el miembro lastimado y mantenerlo en reposo. Un poco de hielo en la parte lastimada ayuda a calmar el dolor, pero lo más importante es acudir al médico para que valore y controle adecuadamente la lesión.

Una luxación es la separación total de las articulaciones y se manifiesta por dolor agudo, deformidad e imposibilidad para mover la parte afectada. En estos casos solamente debemos inmovilizar la parte lastimada y acudir de inmediato al médico ya que cualquier jalón o movimiento puede agravar mucho el problema.

Una fractura es la ruptura de algún hueso provocada por accidentes o por osteoporosis principalmente. Cuando esto sucede no se debe tratar de colocar el hueso el su lugar, sino de inmovilizarlo como está y acudir al hospital más cercano para su tratamiento adecuado.

Para saber si un hueso está roto: se presenta hinchazón, dolor muy fuerte y crujido al tocarlo. Las técnicas para colocar y rehabilitar un hueso roto han avanzado mucho y la persona lesionada puede estar bien en pocos días, si recibe tratamiento oportunamente.

 
 
 
Cuando la lesión es un esguince, se inflama la parte afectada y se inmoviliza.
Cuando la lesión es un esguince, se inflama la parte afectada y se inmoviliza.
Foto: esmas.com
Fotogalería Videos