El filtro de la nariz

 
 
 
por: Redacción
Fuente: esmas.com
 

Los vellos nasales limpian y protegen de particulas y microbios que perjudican la salud

 
El aire, cuando penetra en la nariz tiene que pasar por una serie de filtros que son:
- Una barrera de vellos gruesos, cortos y rígidos que detienen el polvo, el polen, la arena, las pelusas, pequeños insectos y otras partículas que penetren en la nariz.
- Si estos elementos llegan a irritar la nariz, se produce un estornudo que no tiene otra función que expulsar con gran fuerza lo que le está ocasionado molestias y daños.
- Las partículas que llegan a pasar son envueltas en moco, sustancia viscosa que no sólo atrapa las partículas más pequeñas, sino que contiene un elemento llamado lisozima que destruye químicamente a algunas bacterias. La nariz está segregando moco durante todo el tiempo y para deshacerse de él, tiene millones de diminutos cilios que se mueven continuamente e impulsan el moco con las bacterias hacia el esófago y estómago en donde los jugos digestivos se encargan de destruir a la mayoría de las que hayan sobrevivido.

Esta operación de limpieza es continua, pero se retarda mucho en personas que fuman o beben mucho, que están expuestas a humos o contaminantes ambientales, o en los que están deshidratados o enfermos, haciéndolos más vulnerables a las enfermedades.

Como estos filtros ayudan a proteger la salud, se recomienda respirar siempre por la nariz y no por la boca y a mantenerla limpia.

Para limpiar la nariz, es necesario aprender a sonarla, pero con cuidado, ya que cuando se utiliza demasiada energía, se corre el peligro de lesionar el tímpano o de que los microbios pasen a los oídos o a los senos paranasales, ocasionando infecciones.

La mejor forma de sonarse según los especialistas es:
- Despejar primero una cavidad nasal, soplando mientras se aprieta ligeramente la otra cavidad, y después hacerlo con el lado contrario.
- En los niños pequeños es importante utilizar una perilla de hule, para limpiar la nariz.

Si la cavidad nasal se reseca, lo que sucede mucho durante los cambios de estación, hay que poner un poco de vaselina y evitar estar rascando y quitando costras.

Cuando la nariz está congestionada por la cantidad de moco que se forma durante una gripe y otra enfermedad respiratoria, el uso de un humidificador o vaporizador de aire, ayudan a la eliminación del moco.

 
 
 
La nariz está comunicada con los oídos y los ojos.
La nariz está comunicada con los oídos y los ojos.
Foto: esmas.com
Fotogalería Videos