El quilo

 
 
 
por: Redacción
Fuente: esmas.com
 

Es un líquido lechoso que contiene sustancias nutritivas

 
Los quilíferos son los vasos linfáticos de los intestinos, que producen el quilo.

En el proceso digestivo, en el estómago, los alimentos se mezclan y revuelven con jugo gástrico, formándose una masa liquida, espesa y muy ácida llamada quimo.

Debido al moviendo de los músculos de las paredes del estómago, el quimo pasa al Intestino delgado y se mezcla con tres líquidos:
- Con la bilis, elaborada por la vesícula biliar en el hígado y encargada de ayudar a digerir las grasas.
- Con el jugo pancreático, elaborado por el páncreas.
- Con el jugo intestinal, elaborado por el mismo intestino

Con la mezcla de estos tres líquidos el quimo se transforma en quilo, un líquido lechoso que contiene sustancias nutritivas que atraviesan las membranas del intestino delgado y llegan a la sangre que se encarga de distribuir estas sustancias nutritivas a todo el cuerpo.

Con los movimientos peristálticos del intestino delgado, el quilo es conducido al intestino grueso que se encarga de absorber la mayor parte de agua y sales del quilo.

Las sustancias de desecho se van acumulando en el intestino grueso. Constituyen las heces fecales, que son expulsadas por el ano en el acto de la defecación.

 
 
 
El quilo se forma en el intestino y transporta sustancias nutritivas.
El quilo se forma en el intestino y transporta sustancias nutritivas.
Foto: esmas.com
Fotogalería Videos