Caracteres hereditarios

 
 
 
por: Redacción
Fuente: esmas.com
 

El óvulo y el espermatozoide brindan las características genéticas que desarrolla el ser humano

 
Fue en el siglo XX y gracias a los avances científicos que se supo que los genes tienen instrucciones codificadas, en forma de códigos, que especifican muchas de las características del individuo.

El proceso de la herencia, se realiza a través de las células reproductoras, o sea de los óvulos en las mujeres y de los espermatozoides en los hombres. Cada uno de ellos cuenta con 46 cromosomas, pero durante su proceso de reproducción llamado meiosis, se reduce a la mitad el número de cromosomas de cada uno, quedando en el óvulo 23 cromosomas y en el espermatozoide 23.

Cuando el espermatozoide entra en el óvulo y lo fecunda, los cromosomas se juntan en pares y forman nuevamente 46, o sea que la mitad lleva los genes con características de la madre y la otra mitad son del padre.

Algunos de los genes son más fuertes que otros, se llaman dominantes, por eso algún rasgo es más fuerte hacia el padre que hacia la madre o al revés.

¿Entonces por qué los hermanos no son idénticos?

Porque en cada persona, la combinación de los elementos que forman la cadena de ADN es diferente. Así están los elementos hereditarios del padre, los de la madre y los propios que desarrolla cada individuo, por eso cada persona es única en el mundo y aunque puede parecerse a otras, siempre hay algo que la distingue de los demás.

¿Sabías que si se pusieran juntas las moléculas de ADN de una sola célula del cuerpo, la cadena mediría casi 2 metros? o sea, que se calcula que tenemos 27 millones de kilómetros de moléculas de ADN.

Hay dos clases de genes, los dominantes y los recesivos. Los genes dominantes tienen mayor influencia y fuerza que los recesivos, pero no los anulan, los genes recesivos pueden quedar “pendientes” y por eso alguna característica se puede llegar a heredar después de dos o más generaciones.

Para cada característica que tenemos, hay un gen del padre y otro de la madre, si alguno de ellos es dominante, ganará y si los dos son recesivos, tienen la misma oportunidad de ganar cualquiera de ellos. Pero también esto nos lleva a otra pregunta. ¿por qué los hermanos no son idénticos si “aparentemente” comparten los genes del mismo padre y la misma madre?

Recordemos que sólo heredan la mitad de genes de cada una de las células sexuales y la combinación que se da puede ser distinta porque cuando los cromosomas se entrecruzan por pares, al separarse pueden intercambiar fragmentos de ADN y con ellos los genes que contienen.

Estos intercambios dan lugar a nuevas combinaciones y de hecho se cree que en teoría una pareja podría tener 64 millones de hijos genéticamente distintos, por todas las combinaciones que puede haber. Es como una gran lotería. Los científicos han identificado más de 1,500 caracteres controlados por genes individuales, 750 dominantes y 800 recesivos.

Los caracteres dominantes tienen también mucho que ver con la raza, por ejemplo en la raza negra, el gen dominante de la piel es el que lleva el color oscuro, en la raza europea, el gen dominante es la piel blanca y cabello rubio, en la raza oriental, el rasgo de los ojos y la estatura están determinados por genes dominantes.

 
 
 
Los caracteres hereditarios se transmite desde el momento de la fecundación.
Los caracteres hereditarios se transmite desde el momento de la fecundación.
Foto: esmas.com
Fotogalería Videos