Las glándulas

 
 
 
por: Redacción
Fuente: esmas.com
 

Procesan los nutrientes vitaminas y regulan su utilización

 
Las glándulas son pequeños órganos secretores, es decir productores de hormonas, son como bolsitas encargadas de producir todo el tiempo sustancias que el organismo necesita para realizar sus funciones y tienen un conducto que lleva su producto fuera del cuerpo o hacia algún órgano especial.

Hay tres tipos de glándulas:
- Las de secreción interna llamadas endocrinas.
- Las de secreción externa o exocrinas.
- Las mixtas que producen de las dos.

Las glándulas de secreción interna o endocrinas no tienen conductos propios, producen hormonas que pasan y viajan por la sangre, llegando así a los órganos que lo necesiten. Estas controlan el crecimiento o los cambios sexuales entre otras funciones.

Las glándulas de secreción externa o exocrinas tienen conductos propios en lo que vierten secreciones que llegan al exterior del cuerpo, como el sudor, la saliva, las lágrimas y la leche materna. También vierten directamente sus secreciones a otros órganos internos como al hígado.

El páncreas por ejemplo, es una glándula de secreción mixta porque produce jugos digestivos que llegan al intestino delgado y también insulina y otras hormonas que sirven para procesar el azúcar.

Entre las principales funciones que son reguladas por las hormonas están el procesamiento de los nutrimentos, la producción de vitaminas y la utilización de las mismas, el control del crecimiento y otras muy importantes.

 
 
 
Las lágrimas son producto de las glándulas exocrinas.
Las lágrimas son producto de las glándulas exocrinas.
Foto: esmas.com
Fotogalería Videos