La familia y la salud integral

 
 
 
por: Consejo de la Comunicación/Redacción
Fuente: esmas.com
 

La salud integral establece sus bases y se desarrolla en la familia

 
El desarrollo integral de cualquier persona necesita de diversos estímulos y factores que le permitan crecer y desarrollarse, ser productivos y establecer lazos de convivencia social adecuados, en pocas palabras lograr un máximo deseado de bienestar y salud integral a pesar de las adversidades y problemas cotidianos.

Esa capacidad de salir adelante, de desarrollar estilos de vida y hábitos saludables se establece principalmente en la familia a través del desarrollo de hábitos, actitudes, habilidades y capacidades para enfrentar la vida.

Alimentación, higiene, seguridad, comportamientos responsables, valores de convivencia social, atención y cuidado de la salud, productividad y prevención de enfermedades, son algunas de las enseñanzas que permiten lograr una adecuada salud física, mental, social y espiritual.

El valor de la familia se basa fundamentalmente en la presencia física, mental y espiritual de las personas en el hogar, con disponibilidad al diálogo y a la convivencia, haciendo un esfuerzo por cultivar los valores en la persona misma, y así estar en condiciones de transmitirlos y enseñarlos y el ejemplo es quizá una de las formas más fuertes de enseñanza.

La familia es el ámbito primordial de desarrollo de cualquier ser humano; desarrollo de la autoestima y de la verdadera identidad personal, de los esquemas de convivencia social más elementales y de la experiencia del amor.
• La familia es la primera escuela animada por el amor y los lazos consanguíneos, donde los miembros experimentan la aceptación incondicional: aceptación mutua exclusivamente por lo que se es.
• La familia es la fuente principal de amor y formación de valores.br> • La familia es el espacio para encontrar el sentido de la vida y la forja de la felicidad. Es entendimiento y reciprocidad.

Un hogar saludable y una familia saludable es aquella:
- Que dialoga y resuelve a través de este medio los problemas y conflictos.
- Que sus miembros son capaces de ceder, pactar, exigir y acatar cuando en casa caso sea necesario.
- Que transmite y practica diariamente hábitos de higiene personal y familiar, contribuyendo cada uno, sin importar la edad, el sexo o jerarquía a mantener el orden y limpieza del hogar.
- Que respeta las ideas, diferencias, ideales, gustos, espacios y necesidades del otro.
- Que establece hábitos alimenticios en donde las horas de comida son espacios de convivencia, comunicación y salud.

- Que se procuran unos a otros, para protegerse, cuidarse, aconsejarse y tolerarse.
- La que establece planes que les permitan de manera equitativa solventar y priorizar los gastos y necesidades familiares con igualdad en las necesidades de cada miembro.
- Es la que comparte los ratos felices pero sobre todo los momentos difíciles con solidaridad y paciencia.
- Es en la que sus miembros saben pedir y otorgar perdón.
- En la que no hay lugar para el desarrollo de adicciones, conductas violentas, ingratitudes y abandonos.
- Que incorporan las ideas de todos los miembros de la familia en la toma de decisiones.

Así, la familia se concibe como una zona de confort, seguridad, protección, valores, apoyo, aceptación incondicional y unión y entre los los valores más importantes en ella se han identificado la unión, honestidad, solidaridad, amor, respeto y tradición.

Por ello este domingo y todos los días del año:
- Diviértete con la familia
- Come con la familia
- Apoya a la familia y
- Comparte con la familia.

 
 
 
La salud integral tiene sus bases y se fortalece en la familia.
La salud integral tiene sus bases y se fortalece en la familia.
Foto: esmas.com
Fotogalería Videos