Esperanza de vida para enfermos de cáncer de próstata

 
 
 
por: Redacción
Fuente: esmas.com
 

La radioterapia en combinación con un antiandrógeno reduce el riesgo de muerte alrededor del 35%

 
En el marco de la 13ª Conferencia Europea de Cáncer y posteriormente en el LVI Congreso Nacional de Urología, se presentaron los resultados del Tercer Análisis del Programa “Cáncer de Próstata Temprano” (EPC, por sus siglas en inglés) que demuestran que los pacientes con cáncer de próstata localmente avanzado pueden reducir el riesgo de muerte en un 35% cuando son tratados con radioterapia y Bicalutamida 150mg en comparación con la radioterapia sola. Bicalutamida 150 mg es el único antiandrógeno que ha demostrado presentar este beneficio.

Los datos de este Programa demuestran que Bicalutamida 150mg retrasa la progresión de la enfermedad en hombres con cáncer de próstata localmente avanzado independientemente de la terapia primaria. Es decir, cuando este antiandrógeno se emplea como terapia adyuvante a la radioterapia o a la prostatectomía radical, reduce el riesgo de progresión de la enfermedad en un 31% en comparación con el tratamiento primario solo; este retraso se traduce en una mejor supervivencia en pacientes que son manejados con radioterapia y Bicalutamida 150mg.

Si la terapia inicial fue “Vigilancia Expectante” y se utilizó el antiandrógeno como terapia inmediata, la diferencia en la mediana del tiempo hasta la progresión de la enfermedad fue de 2.9 años.

Los resultados de este Tercer Análisis también confirmaron que es posible reducir el riesgo de aparición de metástasis óseas a través del tratamiento con este antiandrógeno, ya sea cuando se emplea como terapia adyuvante (23%) o como terapia inmediata (36%). Las metástasis óseas son un claro síntoma de progresión de la enfermedad y pueden provocar dolor óseo y de espalda, lo que ocasiona dificultad para caminar o desarrollar otras actividades cotidianas; y en casos más avanzados, puede provocar la compresión de la médula espinal. Además de retardar la progresión de la enfermedad, con Bicalutamida 150mg, los pacientes pueden permanecer activos por más tiempo, reteniendo su actividad física y sexual.

El Programa EPC es el ensayo clínico más grande llevado a cabo para el tratamiento del cáncer de próstata temprano (localizado y localmente avanzado) que ha seguido a 8,113 pacientes de entre 39 y 93 años de edad, en 23 países (incluyendo México) por una mediana de 7.4 años y continuarán siendo vigilados para la progresión de la enfermedad por un periodo mínimo de 10 años después de que el último paciente fue incluido.

El primer análisis presentó resultados en una mediana de 3 años, el segundo a los 5.4 años, y este tercer análisis presenta los resultados de los pacientes en una mediana de 7.4 años.

El cáncer de próstata afecta sobre todo a hombres mayores de 50 años y es el segundo cáncer más comúnmente diagnosticado y la segunda causa de muerte después del cáncer de pulmón en hombres. Como ocurre con todos los tipos de cáncer, el diagnóstico oportuno aumenta las posibilidades de recibir un tratamiento curativo o por lo menos de retrasar significativamente la progresión de la enfermedad.

Para un adecuado control de este tipo de cáncer, los médicos deciden qué tratamiento es el mejor para cada paciente a partir de la etapa de la enfermedad, el estilo de vida y la edad de cada uno de ellos.

 
 
 
El cáncer de próstata es una enfermedad que gran número de hombres padece.
El cáncer de próstata es una enfermedad que gran número de hombres padece.
Foto: esmas.com
Notas Relacionadas
Fotogalería Videos