Día Mundial del Agua

 
 
 
por: Redacción
Fuente: esmas.com
 

El compromiso para cuidar y preservar este líquido vital es de todos

 
Si pudiéramos verter en 100 cubetas toda el agua del planeta, 97de ellas serían de agua salada, 2 de agua congelada que se encuentra en cumbres nevadas y casquetes polares, y solamente 1 cubeta sería de agua dulce, que es la única apta para consumo de todos los seres humanos. Es decir de toda el agua de nuestro maravilloso planeta, solamente el 1%, es para consumo humano.

En contraste, debemos saber que actualmente, la población mundial alcanza los 6,420 millones de personas, de las cuales 1.4 millones de habitantes carecen de agua potable y cerca de la tercera parte de servicios de saneamiento básico.

Por ello todas las naciones se han reunido en el IV Foro Internacional del Agua, para establecer compromisos regionales para el reto mundial.

Pero todo esto será posible, si tú y yo, también ayudamos a preservar el agua, ya que si bien el abastecimiento depende de los gobiernos, el que todos contemos con ella también depende de que no se desperdicie y se utilice racional y justamente entre todos los seres humanos.

En México, la escasez de agua es un problema que afecta a más de 11 millones de mexicanos que carecen de agua potable. Así que si tú formas parte de un afortunado grupo de personas que tenemos acceso al agua, recuerda que tu compromiso es mayor y si algún día te has quedado sin este vital líquido recuerda lo que significó y afecté tu calidad de vida, ya que este líquido, lo utilizamos para beber, preparar alimentos, mantener la higiene personal, lavar la ropa y los utensilios de cocina y mantener limpio el baño, entre otras cosas, todas relacionadas amplia y totalmente con nuestra salud.

Pero no solamente debemos cuidar el agua para que no se desperdicie, sino para que conserve su calidad, ya que así como es necesaria para la vida, si sus condiciones no son óptimas puede ocasionar muchas muertes y enfermedades.

Entre las enfermedades causadas por la contaminación del agua están: gastrointestinales y parasitarias, de la piel y muchas intoxicaciones.

Para cuidar el agua que es un recurso natural no reemplazable que no podemos ni debemos descuidar, por lo tanto debemos: economizar su uso; instalar dispositivos que ahorren agua; reparar fugas de agua y reutilizar el agua.

- Al bañarse, hay que cerrar la llave mientras nos enjabonamos. Una regadera gasta en promedio 26 litros de agua por minuto. ¡En una ducha de 15 minutos gastas en promedio 390 litros de agua!
- Cerrar la llave al lavarnos o afeitarnos.
- Revisar periódicamente las tuberías en tu hogar, especialmente de los sanitarios. Estas fugas provocan desperdicios de 100 hasta 1,000 litros al día.
- Revisar el empaque de grifos y llaves. No hacerlo puede generar pérdidas mayores a los 800 litros de agua por día.
- Cambiar el sanitario por uno cuyo depósito de agua sea de menor capacidad. Se podrían ahorrar hasta 80 litros por día.
- Cerrar la llave al lavar los trastes o la ropa mientras se enjabonan. El chorro abierto gasta hasta 25 litros de agua en promedio por minuto.
- Reciclar el agua de la lavadora. Con ella se pueden lavar patios y banquetas.
- Al lavar el coche, usar una cubeta de agua en lugar de la manguera. Con ello se ahorrarán en promedio 60 litros de agua.
- Regar el jardín después de las 8:00 de la noche o temprano por la mañana, así se aprovecha la máxima absorción del agua.
- No contaminar el agua, si se trabaja en una industria, se va de día de campo, se vive cerca de ríos, presas o lagos. La basura y sustancias tóxicas impiden que el agua pueda ser utilizada para uso humano.
- No tirar basura y otros desperdicios al drenaje; esto provoca una gran contaminación en los ríos.

Recuerda que el agua que hoy cuides, la vas a utilizar mañana.

 
 
 
Recurso de vida y salud que necesita cuidados.
Recurso de vida y salud que necesita cuidados.
Foto: esmas.com
Fotogalería Videos