Terapia nueva para pacientes con Artritis Reumatoide

 
 
 
por: Idea Segura/Redacción
Fuente: esmas.com
 

El tratamiento es a base de un anticuerpo monoclonal terapéutico que actúa selectivamente

 
Recientemente la COFEPRIS (Comisión Federal para la Prevención de Riesgos Sanitarios) organismo de la Secretaría de Salud y la FDA (Federal Drug Administration), aprobaron la indicación de un medicamento para su uso en el tratamiento de pacientes adultos con artritis reumatoide activa.

De acuerdo a la investigación y desarrollo de este medicamento, se sabe que es un anticuerpo monoclonal que actúa selectivamente sobre las células B, sin afectar a las células madre, las células pro-B ni las células plasmáticas, permitiendo así que se mantenga su función protectora normal.

Las células B desempeñan una función crucial en la cascada inflamatoria de la Artritis Reumatoide, y esta novedosa terapia está diseñada para romper esta cascada de reacciones que inflaman las membranas sinoviales y desembocan en la pérdida de cartílago y la erosión ósea características de la enfermedad.

Esta nueva terapia es una noticia alentadora para aquellos pacientes no respondedores, ya que uno de cada 3 no responden adecuadamente a los tratamientos biológicos actualmente disponibles (medicamentos bloqueadores del Factor de Necrosis Tumoral, anti-FNT), requiriendo nuevas opciones de tratamiento.

Este grupo de pacientes con AR son considerados los más difíciles de tratar, sin embargo, el medicamento ha mostrado ser altamente efectivo en el control de los síntomas de estos pacientes demostrando beneficios altamente duraderos. Datos arrogados en el estudio REFLEX cuyos resultados se presentaron en el pasado Congreso Americano de Reumatología en San Diego en 2005.

La AR es una enfermedad progresiva, sistémica, autoinmune, caracterizada por la inflamación de la membrana que cubre las articulaciones. Esta inflamación causa perdida de la forma y función de las articulaciones, resultando en dolor, rigidez e hinchazón, llevando finalmente a la destrucción irreversible de la articulación y la discapacidad. Los síntomas más característicos de la AR incluyen inflamación, dolor, rigidez matutina, y limitación de movimientos en las articulaciones de manos, pies, hombros, rodillas y cuello. En casos más severos de AR los ojos, pulmones y vasos sanguíneos pueden estar afectados. La AR puede acortar la esperanza de vida al afectar los principales órganos y sistemas y, después de 10 años, menos del 50% de los pacientes pueden continuar trabajando o funcionando normalmente.

Existe todavía una gran necesidad médica no cubierta, ya que 1 de cada 3 pacientes tratados con AR no responden adecuadamente a los tratamientos disponibles actualmente.

Con la aprobación de esta indicación se proporcionará tanto a médicos, como a sus pacientes una excelente arma terapéutica para el tratamiento de esta enfermedad.

 
 
 
Una terapia para pacientes con artritis que no responden a terapias normales.
Una terapia para pacientes con artritis que no responden a terapias normales.
Foto: esmas.com
Fotogalería Videos