Niños de México afectados por desnutrición

 
 
 
por: Mead Johnson
Fuente: esmas.com
 

Más del 20% de los niños preescolares padecen anemia y las cifras van en aumento

 
En el marco del Seminario sobre Nutrición Infantil impartido en varias ciudades de la frontera del país, especialistas en pediatría dieron a conocer que en México uno de cada cinco niños menores de cinco años tiene desnutrición crónica, lo que se considera un grave problema de salud pública.

Estudios presentados, demuestran que se encuentran diferencias notables entre los porcentajes de niños con desnutrición crónica en zonas urbanas y rurales y en las distintas regiones del país. Mientras el porcentaje de niños con desnutrición crónica fue de 32.3% para las zonas rurales, en las zonas urbanas fue de 11%. En la Región Sur, en la más pobre, se encontró el porcentaje más elevado de niños con desnutrición crónica (29.2%), seguida de la Región Centro (14.5%) y la Ciudad de México (13.1%); el menor porcentaje correspondió a la Región Norte (7.1%).

Los porcentajes de desnutrición crónica por edad indican que ésta ocurre durante la gestación y los dos primeros años de vida, etapa considerada como la ventana de oportunidad para evitar que los niños se desnutran, procurándoles una buena alimentación y una adecuada atención de la salud.

Los principales problemas en los niños de preescolar son la desnutrición crónica o retardo en el crecimiento, la anemia y las deficiencias de vitaminas y minerales. Dichos problemas tienen efectos negativos en el desarrollo mental y en la respuesta inmunológica, lo que conduce a un aumento en el riesgo de enfermar y de morir. Además, tienen efectos adversos a largo plazo como menor desempeño escolar e intelectual y menor rendimiento físico en escolares, adolescentes y adultos.

Por su parte, el Dr. José Luis Silencio, Investigador en Ciencias Médicas B por el Instituto Nacional de Nutrición, comento: "el 27.2% de los niños preescolares presentan anemia (concentración baja de hemoglobina en sangre). Los porcentajes más elevados se encontraron en niños de entre 12 y 23 meses de edad alcanzando, para el ámbito nacional, 48.8%, lo que indica que para prevenirles la anemia el grupo de menores de dos años debe recibir atención prioritaria".

Cerca de 20% de los niños en edad escolar tienen anemia; en la Ciudad de México se encontró el dato más bajo, 11%. Alrededor de un tercio de los niños de esta edad presentaron deficiencias de hierro y de vitamina C, y cerca de 20% tuvieron deficiencias de zinc y de vitamina A. Además, la obesidad es un problema frecuente en este grupo de edad.

El 18.8% de los escolares fueron clasificados como con sobrepeso u obesidad. Los datos más altos, cercanos a 25%, se encontraron en la Ciudad de México y la Región Norte. En las zonas urbanas las cifras fueron superiores a 20%, mientras que en las zonas rurales fueron cercanas a 10%.

Dichos estudios, comprobaron que niños en etapa escolar presentan problemas de desnutrición como la anemia, varias deficiencias de vitaminas y minerales y la obesidad. La anemia y las deficiencias de vitaminas y minerales afectan la capacidad de aprendizaje del escolar y aumentan su riesgo de enfermar; mientras que la obesidad tiene efectos a largo plazo, aumentando el riesgo de diabetes, enfermedades cardiovasculares y otras enfermedades crónicas en la edad adulta.

La nutrición es el proceso a través del cual el organismo adquiere de los alimentos la energía y los nutrimentos necesarios para el sostenimiento de sus funciones vitales. Dicho proceso incluye la ingestión de alimentos y su digestión, absorción, transporte, almacenamiento, metabolismo y excreción.

La mala nutrición se asocia a defectos en diversas funciones y con aumento en el riesgo de varias enfermedades, por lo que la nutrición es considerada como uno de los principales determinantes en el proceso de tener una buena salud.

La mala nutrición que resulta del consumo deficiente de alimentos o nutrimentos se conoce genéricamente como desnutrición. La desnutrición afecta principalmente a los niños durante los primeros tres años de vida, aunque la deficiencia de varios micronutrimentos también se presenta durante la edad escolar.

Finalmente, el Dr. Eduardo Álvarez, aseguró que "la desnutrición provoca defectos en funciones como el crecimiento, el desarrollo y la respuesta inmunológica. La desnutrición durante la infancia y la edad preescolar se asocia con retardo en el crecimiento y el desarrollo psicomotor, con mayor riesgo de muerte y con efectos adversos a largo plazo. Por ejemplo, la desnutrición moderada durante la niñez se asocia con disminución en el tamaño corporal, en la capacidad de trabajo físico y en el desempeño intelectual y escolar durante la adolescencia y la edad adulta".

 
 
 
La anemia es el problema más frecuente.
La anemia es el problema más frecuente.
Foto: esmas.com
Fotogalería Videos