Salud bucal y enfermedades sistémicas

 
 
 
por: Colgate-Palmolive/Redacción
Fuente: esmas.com
 

Recientes investigaciones relacionan la enfermedad periodontal con otras del cuerpo

 
Un creciente número de investigaciones científicas indica una posible relación entre la enfermedad severa de las encías (periodontitis) con otros padecimientos del cuerpo humano.

Si bien las investigaciones a esta fecha no pueden determinar aún de manera concluyente la causa exacta y los mecanismos en los que se da esta relación, la evidencia claramente sugiere que los beneficios de una boca sana pueden ir más allá del de una buena apariencia personal.

Por ello, Colgate Palmolive, uniendo esfuerzos con la Asociación Latinoamericana de Diabetes (ALAD), la Federación Mexicana de Diabetes, la Sociedad Mexicana de Cardiología, la Asociación Dental Mexicana, el Colegio de Cirujanos Dentistas y el Centro Nacional de Vigilancia Epidemiológica y Control de Enfermedades de la Secretaría de Salud (CENAVE), organizó un seminario para discutir la importancia de la salud bucal y su posible relación con la salud general.

En este seminario cada médico expuso, desde la perspectiva de su especialidad, la problemática de una mala higiene bucal y su posible relación sobre la salud en general.

La Organización Panamericana de la Salud reconoce en su “Plan regional para la salud oral en los próximos 10 años” la conexión e importancia que existe entre la salud bucal y la salud del cuerpo: “Contundentes evidencias científicas sugieren la interrelación existente entre la salud bucal y la salud general. Existen factores de riesgo comunes entre enfermedades bucales y crónicas como la diabetes, enfermedades cardiovasculares y eventos cerebro-vasculares”.

Datos estadísticos muestran que en México no existe una cultura de la salud bucal, situación muy grave si tomamos en cuenta que la salud bucal es parte importante de la salud integral.

Las estadísticas igualmente indican que, en general, tampoco se toman en cuenta los primeros síntomas de una enfermedad periodontal, como el sangrado e inflamación de encías, y que ignorarlos puede causar posteriormente problemas más graves.

De acuerdo con el Programa Nacional de Salud Bucal, el problema odontológico en México es severo pues, además, se estima que al menos seis de cada diez niños menores de seis años tienen una caries; que el 95 por ciento de los jóvenes de 15 años tienen más de tres caries y que prácticamente el 100 por ciento de la población mayor de 25 años sufre afectaciones en las encías, problemas por los que eventualmente se puede llegar a perder algún diente.

Proteger la boca podría beneficiar la salud de todo el cuerpo La boca es una de las partes del cuerpo con mayor concentración de bacterias, donde se pueden encontrar alrededor de 700 tipos. Por ello, es primordial mantener una buena salud bucal, ya que de este modo se ayuda a que las bacterias de la boca no proliferen formando la placa dentobacteriana, que es una de las causas principales de las enfermedades bucales.

Específicamente, la gingivitis, fase inicial de enfermedad de las encías, consiste en la inflamación de éstas causada por la acumulación de placa y bacterias en el cuello de los dientes. Sin tratamiento, la gingivitis puede progresar a una periodontitis, enfermedad más seria y dañina de la infección y la inflamación bucal.

Estudios recientes apuntan cada vez más a la existencia de una relación entre la periodontitis y ciertos padecimientos sistémicos, como infarto y otras enfermedades del corazón, así como la diabetes, que son algunas de las causas principales de muerte en hombres y mujeres. Se han comenzado estudios adicionales a fin de comprender mejor las causas de esta relación y el posible impacto de esta enfermedad severa de las encías sobre estas condiciones sistémicas.

Mientras estos estudios concluyan, existen diversas acciones que las personas pueden emprender desde ahora para mejorar su salud bucal y su salud general. Además de hacer cambios a su estilo de vida como perder el exceso de peso, hacer ejercicio regularmente, alimentarse sanamente y dejar de fumar, para reducir los riesgos de enfermedades cardiovasculares y de diabetes, también se deben adoptar buenos hábitos de higiene bucal. Estos buenos hábitos de higiene bucal incluyen visitar periódicamente al dentista y cepillarse los dientes al menos dos veces al día con una crema dental aprobada para ayudar a prevenir la gingivitis.

 
 
 
El cuidado e higiene de la boca es medida preventiva de otras enfermedades.
El cuidado e higiene de la boca es medida preventiva de otras enfermedades.
Foto: esmas.com
Fotogalería Videos