Muévete mejor con aceite de pescado

 
 
 
por: Bertha Sola
Fuente: esmas.com
 

El aceite puro de pescado es rico en ácidos grasos Omega-3 y por lo mismo es un remedio muy efectivo para los dolores articulares

 

La limitación de la movilidad afecta la vida de cualquier individuo, en su trabajo, en el hogar, en su entorno y en la participación en actividades familiares.

Es recomendable considerar que el cuerpo humano no funciona igual con el paso de los años, sin embargo, si se lleva un adecuado estilo de vida, que incluye alimentación balanceada, ejercicio y chequeos médicos regulares, se podrán evitar muchos dolores y daños mayores en la salud.

Diversos estudios confirman que los ácidos grasos Omega-3, son responsables del buen funcionamiento del organismo humano, así como que contribuyen a la prevención de enfermedades.

Por ello si se padecen dolores articulares por artritis, osteoatritis, por realizar deporte en exceso o como consecuencia de la edad, los especialistas recomiendan la ingesta de pescado ya que contienen ácidos grados Omega-3.

Sin embargo, sabemos que no es un alimento que se incluya de manera regular en la dieta mexicana, por ello se puede recurrir a los suplementos que lo contienen, el cual ayuda a la prevención del daño articular en personas con articulaciones sanas que están sometidas a una gran carga de trabajo y es útil como coadyuvante en el tratamiento de las enfermedades reumáticas que cursan con afección articular, como la artritis reumatoide y la osteoartrosis.

Los ácidos grasos Omega 3 por sí mismos no pueden ser fabricados por el organismo y por tanto deben ser ingeridos en la dieta, de ahí que sean denominados ácidos grasos esenciales o indispensables.

Los niveles bajos en Omega-3 pueden provocar alteraciones o enfermedades en cualquier persona, desde un dolor articular, hasta algún padecimiento degenerativo.

Muchas personas mayores de 45 años que llevan una vida activa pueden sufrir dolor y rigidez en las articulaciones, especialmente en las mañanas, aunque haya ausencia de criterios de diagnóstico para un mal articular específico.

La degeneración del cartílago articular es la causa de discapacidad más importante en el mundo occidental y el envejecimiento es el factor de riesgo más importante para el inicio y progresión de estos problemas.

En la actualidad, hay un cúmulo de evidencia que demuestra que los ácidos grasos Omega-3 pueden disminuir el dolor y la rigidez articular e incluso permitir una reducción en la dosis de antiinflamatorios no esteroideos y con ello evitar sus efectos adversos, particularmente sobre la mucosa del estómago.

Además de algunos suplementos que ayudan, apoya tu alimentación consumiendo productos naturales como pescados ricos en Omega-3, un ejemplo son: el salmón, bacalao, macarela, arenques, atún fresco, sardinas, langosta, cangrejo. Es bueno recordar que México tiene una gran extensión de litorales y por lo mismo numerosas especies de peces que contienen gran cantidad de proteínas y ácidos grasos Omega-3, así que hay para todos los gustos y de muchos precios.

Recuerda que los ácidos grasos Omega-3 y el aceite concentrado de pescado son un remedio natural que ha probado su utilidad en el alivio del dolor articular, en la reducción de la inflamación y para el retraso de la progresión de la degeneración del cartílago articular.

Elige vivir mejor, no olvides que la prevención, detección y atención oportuna son la mejor medida para lograrlo. 

 
 
 
Los ácidos grasos Omega-3 son útiles en el alivio de dolor articular.
Los ácidos grasos Omega-3 son útiles en el alivio de dolor articular.
Foto: Agencias
Fotogalería Videos