El sarro dental, una dura realidad

 
 
 
por: Listerine Advantage/Bertha Sola
Fuente: esmas.com
 

Si quieres que tu dentadura luzca limpia, bella y sana, tienes que saber cómo combatir el desagradable sarro dental

 

El sarro, tártaro o cálculo dental, es una mezcla de restos alimenticios, desechos celulares, sales minerales y millones de bacterias, que  se adhieren de manera gradual sobre los dientes, dañándolos y haciendo que su apariencia sea muy desagradable. 

El sarro dental y las pigmentaciones que ocasiona la placa microbiana pueden cambiar notablemente la apariencia de los dientes generando no solo un problema cosmético, sino también incrementando los riesgos a la salud principalmente de dientes y encías. 

El sarro se forma cuando los minerales de la saliva facilitan el depósito gradual de las bacterias de la placa, por lo general a lo largo del margen de las encías, (principalmente en las zonas cercanas a la salida de las glándulas salivales).

Estos depósitos de sarro son duros y de color blanco amarillento, que al paso del tiempo se puede teñir de colores más obscuros con pigmentos del café, té, vino, tabaco, etc.

Una vez que el sarro inició su formación, el cepillado dental no lo podrá remover, por lo que será necesaria una limpieza profesional para eliminarlo, comenta el Dr. Agustín Zerón, periodontólogo y ex presidente de la Asociación Dental del DF.

Los cálculos dentales o sarro son propiamente el lugar fortificado que usan las bacterias de la boca para vivir y resguardarse de los procedimientos convencionales de higiene oral y poder atacar con sus toxinas a los dientes y encías. Una vez iniciada la formación calcárea sobre el cuello de los dientes, las bacterias de manera silenciosa promueven una proliferación continua por debajo de los márgenes de la encía, formando nidos de alta contaminación por las toxinas microbianas.

Las bolsas periodontales son espacios entre el diente y la encía, donde las bacterias hacen sus nidos y forman enfermedades infecciosas como las periodontitis, causa principal de la pérdida de dientes. 

Las bacterias forman biofilms o colonias microbianas súper resistentes que las pueden hacer más virulentas y peligrosas, por lo que actualmente se reconoce la necesidad de usar enjuagues antisépticos como complemento de la higiene oral para prevenir el acumulo y organización de las bacterias. Añadido a la rutina del cepillado e hilo dental, el uso de enjuagues antisépticos reduce la adhesividad bacteriana y mata bacterias antes que se organicen y formen cálculos dentales.

El cuidado de la boca es muy importante, ya que la acumulación de bacterias en ella, se ha relacionado también con enfermedades sistémicas y problemas digestivos. 

No hay nada más atractivo a primera vista, que una sonrisa brillante con dientes sanos y blancos, por lo que la nueva fórmula de cloruro de zinc es la solución para ayudar a mantener la salud y el brillo natural de los dientes. 

 
 
 
El sarro dental no sólo causa problemas de salud sino también de estética.
El sarro dental no sólo causa problemas de salud sino también de estética.
Foto: Agencias
Fotogalería Videos