Té de valeriana, para estar tranquilo

 
 
 
por: Educación Médica Contínua S.A. de C.V.
Fuente: esmas.com
 

El té de valeriana es útil para enfermedades de los nervios, epilepsia y dolores nerviosos

 
Posiblemente te hayas dado cuenta de que cuando estás nervioso o preocupado no puedes dormir.

Muchas veces no le decimos al médico, ya sea por que se nos olvida o símplemente por que tememos que nos prescriba algún medicamento de los que pueden "crear dependencia". Pero debes saber que dormir bien y estar bien descansado no sólo nos ayuda a mantener controlada la presión arterial, sino a que todas las funciones de nuestro cuerpo se realicen de la mejor manera.

Entre los remedios para el insomnio más utilizados en nuestro medio está la herbolaria, que es un elemento muy importante en la medicina tradicional; el hombre ha recurrido al poder curativo de las plantas desde épocas muy antiguas. La fusión que han tenido las plantas mexicanas con las de otros continentes, especialmente del europeo, traen consigo especies como la valeriana.

El conocimiento de las propiedades curativas de la valeriana proviene de tiempos muy remotos. Es una planta herbácea de la familia de las valerianáceas, de tallo recto, erguido, hueco, algo velloso, que puede alcanzar más de un metro de altura. Presenta hojas partidas en hojuelas puntiagudas y dentadas, flores blancas, con frutos secos y rizoma fragante.

El sabor es ligeramente dulzón y amargo, con un olor característico, que se vuelve pestilente al desecarse la raíz. Incluso, ese olor que para muchos es repugnante, es un punto a favor de su pureza. Se da en lugares húmedos de los bosques, entre la maleza de los claros y su distribución es prácticamente universal.

Entre sus propiedades terapéuticas la raíz de la valeriana es utilizada en algunas regiones del país como sedante y tranquilizante. Es un medicamento que se indica para enfermedades de los nervios, epilepsia y dolores nerviosos. Es antiespasmódica e hipnótica; sin embargo, su principal uso es como sedante para el sistema nervioso.

La parte utilizada de esta planta son las hojas y la raíz. Para preparar té se pone a calentar la cantidad de agua deseada, cuando esté muy caliente se retira del fuego y se le agregan de 10 a 30 gramos de raíz (seca o fresca) por cada litro de agua, se tapa la olla y se deja reposar de dos a tres minutos antes de tomarse. Es recomendable que utilices ollas de peltre, cerámica o vidrio, ya que el metal y el barro contienen elementos químicos que se conjugan con los componentes de las hierbas.

Es importante observar las contraindicaciones, ya que no se debe administrar durante el primer trimestre del embarazo ni tampoco a lactantes y, aunque no se han encontrado efectos de dependencia ante una administración prolongada, las personas que manejan o salen a la calle deben respetar la dosis, ya que en grandes cantidades produce sueño. Por último, no hay que olvidar que es el médico quien debe determinar el tiempo que dure el tratamiento de acuerdo con el tipo de padecimiento de que se trate.

También puedes usar la Valeriana para darte un baño tranquilizante, filtrando el agua que resulte del té y vertiéndola al agua de baño. Otra variante consiste en añadir de 200 a 250 gramos de la planta al agua o bien suplirla con el extracto de la misma.

En todas las farmacias y tiendas naturistas de nuestro país puedes encontrar valeriana en diferentes presentaciones, pero recuerda que aunque sean plantas y remedios naturales, debes consultar con tu médico antes de tomarlas.

 
 
 
Relaja y ayuda a controlar los nervios.
Relaja y ayuda a controlar los nervios.
Foto: AP
Fotogalería Videos