¿Productos milagrosos?

 
 
 
por: Redacción
Fuente: esmas.com
 

Un engaño escondido en la oferta de bajar rápido de peso, puede ocasionar graves daños a la salud y poner en riesgo la vida

 
Pomadas, jabones, gels reductores, encaspsuladores de grasa, no solo no sirven para bajar de peso, sino que muchos de ellos pueden ocasionar vasoconstricción sanguínea u obstrucciones intestinales, ya que al usarlos los tejidos se compactan, lo que hace creer que se ha bajado de talla, pero el peso sigue siendo el mismo.

Las famosas píldoras milagrosas que se venden por montones, prometen una rápida baja de peso, pero su composición es un verdadero peligro, ya que aparecen combinadas sustancias como laxantes, diuréticos, hormonales o anorexígenos que no siempre aparecen en las etiquetas y están prohibidas por médicos, laboratorios y farmacéuticos: entre estas sustancias están:
- Bumetadina, fusosemida, espironolactona.
- Extractos de planta con efectos diuréticos, como cola de caballo, té, piña, ortosifón.
- Laxantes como la frángula, lino, sen, plantageo o fuco.
- Anorexígenos como el té, cafeína.
- Derivados de anfetaminas como anfepramona, fenproporex y subutramina que además ocasionan adicción.
- Antidepresivos como fenelzina, hironizina, burpopión, hipericum, sedantes.
- Hormonas tiroideas como levotiroxina, tryodotirosina, tiac.
- Complejos vitamínicos como vitamina C, compuestos yodados como fuco, algas marinas o extractos de tiroides, carbón activado, minerales como magnesio, zinc, cromo.

Pero también se ofrecen suplementos dietéticos, como el suero láctico, que se prepara de la coagulación y deshidratación de la leche, por lo que se componen de lactosa y en menor proporción de grasas y proteínas. Este tipo de suplementos no está avalado por estudios y su efectividad como adelgazante no está comprobada además de ser peligrosa para la salud.

El vinagre de manzana encapsulado, es otro complemento que no tiene ningún fundamento científico y se anuncia como inhibidor del apetito, diurético natural o devoragrasas que actúan sobre el vientre, la cadera, nalgas y muslos.

El chitosán o absorbitol, es una molécula que actúa en el intestino interfiriendo en la digestión y absorción de grasas. Este producto no tiene todavía ningún fundamento ni aval científico en humanos.

Como ves, bajar de peso de la noche a la mañana puede ser cierto, pero los efectos pueden ser más nocivos que el tratar de llevar una dieta, que si bien sea más larga, esté fundamentada científicamente y controlada por un médico internista, endocrinólogo, nutriólogo o dietista profesional.

Pomadas, jabones, gels reductores, encaspsuladores de grasa, no solo no sirven para bajar de peso, sino que muchos de ellos pueden ocasionar vasoconstricción sanguínea u obstrucciones intestinales, ya que al usarlos los tejidos se compactan, lo que hace creer que se ha bajado de talla, pero el peso sigue siendo el mismo.

Las famosas píldoras milagrosas que se venden por montones, prometen una rápida baja de peso, pero su composición es un verdadero peligro, ya que aparecen combinadas sustancias como laxantes, diuréticos, hormonales o anorexígenos que no siempre aparecen en las etiquetas y están prohibidas por médicos, laboratorios y farmacéuticos: entre estas sustancias están:
- Bumetadina, fusosemida, espironolactona.
- Extractos de planta con efectos diuréticos, como cola de caballo, té, piña, ortosifón.
- Laxantes como la frángula, lino, sen, plantageo o fuco.
- Anorexígenos como el té, cafeína.
- Derivados de anfetaminas como anfepramona, fenproporex y subutramina que además ocasionan adicción.
- Antidepresivos como fenelzina, hironizina, burpopión, hipericum, sedantes.
- Hormonas tiroideas como levotiroxina, tryodotirosina, tiac.
- Complejos vitamínicos como vitamina C, compuestos yodados como fuco, algas marinas o extractos de tiroides, carbón activado, minerales como magnesio, zinc, cromo.

Pero también se ofrecen suplementos dietéticos, como el suero láctico, que se prepara de la coagulación y deshidratación de la leche, por lo que se componen de lactosa y en menor proporción de grasas y proteínas. Este tipo de suplementos no está avalado por estudios y su efectividad como adelgazante no está comprobada además de ser peligrosa para la salud.

El vinagre de manzana encapsulado, es otro complemento que no tiene ningún fundamento científico y se anuncia como inhibidor del apetito, diurético natural o devoragrasas que actúan sobre el vientre, la cadera, nalgas y muslos.

El chitosán o absorbitol, es una molécula que actúa en el intestino interfiriendo en la digestión y absorción de grasas. Este producto no tiene todavía ningún fundamento ni aval científico en humanos.

Como ves, bajar de peso de la noche a la mañana puede ser cierto, pero los efectos pueden ser más nocivos que el tratar de llevar una dieta, que si bien sea más larga, esté fundamentada científicamente y controlada por un médico internista, endocrinólogo, nutriólogo o dietista profesional.

 
 
 
Las dietas logran disminuir tallas, pero el peligro para la salud es enorme.
Las dietas logran disminuir tallas, pero el peligro para la salud es enorme.
Foto: esmas.com
Fotogalería Videos