Cereales integrales, excelentes para la salud

 
 
 
por: Hill & Knowlton México/Redacción
Fuente: esmas.com
 

Los cereales integrales contienen proteínas, carbohidratos, vitamina B y minerales que favorecen el funcionamiento del organismo y son muy efectivos en la prevención de enfermedades

 

El cereal integral es la porción completa de cualquier cereal, ya sea maíz, trigo, arroz, avena u otros. En el cereal integral están integradas todas las partes del grano.

La mayoría de los granos que son procesados para utilizarse en productos alimenticios, tienen una parte que es removida durante la molienda o el proceso de refinación. Cuando los cereales son molidos o refinados, el salvado o fibra (la cubierta externa) y el germen (la parte interna), son removidos, dejando sólo el endospermo (la capa intermedia). Desafortunadamente, al ser procesados, el mayor valor nutricional del grano también desaparece, debido a que cada parte del cereal integral contiene sus propias características nutrimentales, pero es la combinación de las tres lo que le da un verdadero valor en nutrientes, lo que la fibra por si sola no le puede dar.

Los beneficios a la salud que provienen del cereal integral, están en el “paquete del grano entero” completo, no solo de la fibra y sus nutrimentos individuales. Las diferentes partes proveen nutrimentos distintos.

Los granos están constituidos por tres capas:

1. La capa de salvado o fibra (externa) contiene cantidades concentradas de fibra, vitamina B, (tiamina, niacina, riboflavina, piridoxina y ácido pantoténico), minerales (hierro, zinc y cobre), proteínas y fitonutrimentos.
2. La capa de endospermo (intermedia) concentra el 80% del cereal integral y contiene carbohidratos, proteínas y pequeñas cantidades de vitamina B.
3. La capa de germen o núcleo (centro), contiene un gran suministro de nutrimentos incluyendo minerales, vitamina B, vitamina E y fitonutrimentos.

. Además de ser una rica fuente de fibra, el cereal integral también contiene antioxidantes, vitaminas, minerales (incluyendo hierro, zinc y cobre), carbohidratos complejos y fitonutrimentos, los cuales actúan juntos para ayudar a proteger al cuerpo de enfermedades.

Investigaciones recientes sugieren que la fibra por si sola no ofrece todo el potencial del grano ya que no proporciona todos los nutrimentos que se encuentran en el cereal integral. Esto confirma que es “el paquete entero del grano” (incluyendo sus otros componentes, antioxidantes, vitaminas, minerales, carbohidratos complejos y fitonutrimentos), lo que puede contribuir a proteger al cuerpo de varias enfermedades.

a) Antioxidantes
Los antioxidantes de los vegetales se han asociado con la disminución de riesgo de desarrollar diversas enfermedades, incluyendo ataques cardiacos y cáncer. El cereal integral es rico en antioxidantes, incluyendo la vitamina E y el selenio.

b) Fitonutrimentos
Estudios recientes sugieren que estos químicos naturales de los vegetales tienen propiedades anticancerígenos. El cereal integral contiene varios fitonutrimentos como fitoestrógenos, ácido fítico, componentes fenólicos y enzimas inhibidoras.

Las principales fuentes de cereal integral son: el trigo, el maíz, la avena, la cebada, el centeno y el arroz. Elegir alimentos que contengan uno o más de estos ingredientes es una manera de asegurar el consumo de cereal integral.

Los alimentos que contienen al menos el 51% de cereal integral, por lo general cumplen con la declaración de salud siguiente: “Las personas con corazones saludables tienden a comer más alimentos con cereal integral como parte de su dieta baja en grasas, además de llevar un estilo de vida saludable.”

 

 
 
 
El trigo, el maíz y la cebada son cereales integrales.
El trigo, el maíz y la cebada son cereales integrales.
Foto: Cortesía
Fotogalería Videos