Efectos de las drogas en la sexualidad

 
 
 
por: Redacción
Fuente: esmas.com
 

Disfunciones, infertilidad, somnolencia, pérdida de la conciencia y otros efectos de las drogas se manifestan durante una relación sexual

 
El uso y consumo de drogas utilizadas durante las relaciones sexuales no favorecen la relación y aumentan el riesgo de enfermedades de transmisión sexual y embarazos no deseados.

Entre las más utilizadas están:

Marihuana:
Efectos inmediatos: Ayuda en la deshinibición, relaja y produce sensación de bienestar. Aumenta la sensibilidad táctil y distorsiona la realidad por lo que impide realizar actividades de concentración y coordinación motora.
Con su consumo frecuente, reduce los niveles de testosterona y puede causar disminución en la producción de espermatozoides y alterar el ciclo menstrual al interferir en la ovulación. Disminuye el deseo sexual y causa disfunción eréctil.

Alcohol:
Es depresor del sistema nervioso por lo que causa desinhibición. En dosis altas retarda el proceso de excitación, ocasiona pérdida de coordinación y en consumo frecuente bloquea la respuesta sexual y provoca impotencia.

Cocaína:
Es un alcaloide que aumenta la liberación de dopamina, noradrenalina y serotonina, estimulando con ello el sistema nervioso central. Si se consume frecuentemente provoca disfunciones sexuales e infertilidad en ambos sexos.

Esteroides:
Son utilizadas para aumentar la virilidad, pero después de consumirlas por algún tiempo lo que ocasionan son el aumento del tamaño de la próstata y la disminución del tamaño de los testículos.

Speed:
Aumenta la liberación de dopamina y al consumirla frecuentemente ocasiona la disminución del deseo sexual y en los hombres ocasiona trastornos eyaculatorios y en la mujer anorgasmia.

Extasis:
Ocasiona un aumento en la liberación de serotonina y a corto plazo ocasiona problemas neuronales, disminución de la líbido y de la respuesta sexual.

Poppers:
Al inhalarlo se retrasa la eyaculación, pero su uso continuo acarrea problemas coronarios o de tensión arterial con su repercusión negativa en la sexualidad.

LSD:
Debido a las alucinaciones que produce, la experiencia sexual es confusa y difusa. Su uso continuo provoca ansiedad, pánico y repetición de los primeros efectos, lo que afecta la sexualidad. En las mujeres embarazadas aumenta el riesgo de malformaciones congénitas en el feto.

 
 
 
Las drogas terminan con la sexualidad
Las drogas terminan con la sexualidad
Foto: AP
Fotogalería Videos