Tipos de disfunciones

 
 
 
por: Redacción
Fuente: esmas.com
 

Experiencias sexuales traumáticas o problemas orgánicos o sicológicos, así como el estrés, originan diversos tipos de disfunciones

 
Hay diversos tipos de disfunciones, entre las más frecuentes están.
Disfunciones del deseo, como son el deseo sexual hipoactivo y el deseo sexual hiperactivo.

En el deseo sexual hipoactivo, puede tener su origen en experiencias sexuales dolorosas y traumáticas y las características son:
- Pérdida de ganas de tener relaciones sexuales.
- Disminución o ausencia de pensamientos y fantasías sexuales.
- Disminución de la frecuencia con que se llevan a cabo las relaciones sexuales.

El Deseo sexual hiperactivo, se presenta cuando:
- Se siente deseo sexual o ganas de tener relaciones casi todo el tiempo, a cualquier hora del día, en cualquier momento o lugar sin importar que se abandonen las actividades productivas, laborales, escolares, personales, de pareja o familiares.
- Cuando no se puede controlar o postergar la necesidad de satisfacer su deseo sexual y en muchas ocasiones se recurre a la constante masturbación, cuando no se cuenta en el momento con alguna pareja. Esta práctica es frecuente de personas con múltiples parejas sexuales.

- Otro problema es la anafrodisia o deseo sexual inhibido, es un problema que ocasiona una falta de deseo sexual o inhibición persistente, que bloquea el apetito sexual, por lo que la frecuencia de las relaciones disminuye o se anula totalmente.

Disfunciones de la excitación

Son aquellas en las que se presenta una dificultad para sentirse excitado durante la actividad sexual y/o tener y mantener una erección.

Pueden tener su origen en algún problema orgánico, enfermedad o problema sicológico y ocasionan graves daños en la autoestima de la persona con consecuencias muy severas como la depresión o el rompimiento con la pareja.

Entre las más comunes están: la disfunción eréctil, la eyaculación precoz o la eyaculación retardada o tardía.

-La disfunción eréctil, es aquella en la que algunos hombres no logran tener y mantener una erección o si la tienen la pierden antes de eyacular.

Disfunciones del orgasmo.

Tienen que ver con la dificultad o incapacidad de tener, sentir y disfrutar un orgasmo, así como para eyacular. En algunas personas se presentan juntos ambos problemas.

Entre ellas están: la eyaculación precoz que es la más frecuente, la eyaculación tardía y la anorgasmia.

-Eyaculación precoz, es un problema por el que el hombre no controla voluntariamente el momento de eyacular. La eyaculación se produce rápidamente de forma inevitable e inoportuna ya que rompe con todo el ritual de la excitación y no da la oportunidad a la mujer de alcanzar su propio orgasmo, haciendo frustrantes las relaciones para ambos.
-La eyaculación retardada es lo contrario a la precoz. El hombre no puede o le resulta muy difícil eyacular haciendo que la relación sea demasiado tardada y cansada, aún con múltiples esfuerzos para lograrlo.
- La anorgasmia, es una disfunción en que la respuesta eyaculadora sólo está inhibida parcialmente y en la fase de emisión del semen solamente se produce un ligero "goteo", sin sensaciones placenteras. Este problema principalmente es psicológico y tiene su origen en algún suceso traumático, temor al rechazo o problemas educativos o culturales.

- La insensibilidad sexual, es otro de los problemas. Consiste en que a pesar de que el hombre logra la eyaculación, no experimenta las sensaciones placenteras del orgasmo, lo que a pesar de todo, no lo produce satisfacción sexual.

Disfunciones por dolor

- La Dispareunia, es un problema que se presenta en cualquier momento de la relación sexual, durante o después y que se manifiesta por dolor genital al tener relaciones o terminar con una actividad erótica. Se puede deber principalmente a una extrema sensibilidad del glande, alguna lesión, falta de higiene, fimosis, estrechez uretral, problemas con el prepucio, infecciones, deformación en el pene o por problemas psicológicos, entre otros.

Otro tipo de disfunción, es el Priapismo, problema que ocasiona una erección sostenida y dolorosa obtenida sin estimulación sexual y sin que el hombre lo desee. Suele producirse por algún desorden de la médula espinal, por leucemia o por inflamación de la uretra. Normalmente en este problema, la erección no desaparece después de una relación sexual.

Disfunciones psicológicas

Muchas de las disfunciones sexuales, pueden ser de origen psicológico. Entre ellas está la Evitación sexual fóvica, por la que muchos hombres padecen de intenso malestar, miedo y angustia al tener relaciones y experimentan síntomas como dolor de cabeza, dificultad para respirar, cansancio excesivo y/o náuseas o mareos, cuando se presentan ante la posibilidad de tener alguna relación o encuentro sexual, incluso a pesar de desear y amar a la pareja. Cuando se padece este problema, el hombre elude a su pareja argumentando cansancio o el tener mucho trabajo y es motivo de muchos problemas de pareja.

Probablemente tiene su origen en algún fracaso sexual anterior no superado, como temores por haber sido si es el caso, abusados de niños o como resultado de una educación sexual castrante y limitante y deben recibir atención especializada para su control.

 
 
 
La impotencia sexual, puede ocurrir por motivos diversos.
La impotencia sexual, puede ocurrir por motivos diversos.
Foto: Agencias
Fotogalería Videos