Origen y causa de las disfunciones sexuales

 
 
 
por: Redacción
Fuente: esmas.com
 

Las relaciones sexuales placenteras y la relación de pareja se pueden afectar peligrosamente ante alguna disfunción sexual, por lo que deben atenderla de inmediato

 
La satisfacción sexual en muchas especies requiere de una pareja, pero a diferencia de los animales que solamente se unen durante el ciclo fértil, en los seres humanos, esta forma de relación se convierte en una necesitad y en un lazo que los une por toda la vida.

Sin horarios, fechas o ciclos que cumplir, por el sólo deseo de compartir el cuerpo, las sensaciones, los deseos sexuales y el amor, el hombre y la mujer se unen influenciados biológicamente por la acción y la respuesta de muchos sistemas del cuerpo: el endocrino que produce hormonas y químicos que atraen a la pareja, el nervioso que manda las señales a cada parte del cuerpo para que responsa a la estimulación y el cerebro a través de todos los sentidos que se intensifican para ver, oír, oler, gustar y sentir cada reacción.

Por tanto, las relaciones sexuales no solamente se llevan a cabo con el fin de procrear un hijo o hija, sino que mayoritariamente se realizan con el fin de sentir placer a través de las fases de la respuesta sexual humana.

Sin embargo y no en pocas ocasiones, muchas personas, muchas parejas se ven afectadas por alguna disfunción que ocasiona graves problemas de autoestima y autopercepción de quienes las padecen y en muchos casos son también causales de rompimiento familiar y aislamiento social.

Una disfunción se define como una serie de síndromes en los que los procesos eróticos de la respuesta sexual resultan no deseables para el individuo o grupo social y se presentan de forma recurrente y persistente.

Durante una relación sexual, se viven cuatro grandes momentos que preparan, predisponen y producen en cada órgano del cuerpo los cambios necesarios para el disfrute físico, psicológico y emocional de forma gradual y plena a través de cuatro grandes momentos o fases:
- El deseo, que es la atracción entre dos personas de tal forma que quieren mantener relaciones sexuales.
- La excitación, que comprende la sensación subjetiva de placer y que compromete cambios físicos y emocionales tanto en el hombre como en la mujer.
- El orgasmo, que es el punto de máximo placer en la relación sexual y durante el que se realizan intercambios y cambios en la contractura a nivel de genitales y eyaculación.
- - relajación, cuando en el hombre se da un periodo de latencia o tiempo para descansar y poder volver a empezar el ciclo, mientras que en la mujer esto no tiene que esperar.

Las disfunciones sexuales pueden tener su origen en problemas físicos, orgánicos, psicológicos, educativos, culturales o emocionales y afectan el desarrollo y funcionamiento de las cuatro fases que distinguen a una relación sexual:
Entre las que afectan el deseo sexual, están: el deseo sexual inhibido y la aversión.

Entre los de la la excitación, están: los trastornos de la excitación sexual en la mujer y los de la erección en el hombre.
Entre los del orgasmo están la anorgasmia o ausencia del punto máximo del placer.
Entre los del dolor, están; la dispareunia, el vaginismo y otros.
Otro tipo de trastornos, tiene que ver más con cuestiones psicológicas, entre ellos están. El deseo sexual hipoactivo o hiperactivo, la impotencia, la eyaculación precoz o retardada, la falta de lubricación en la mujer, la versión o miedo a la relación sexual y otros más.

Lo importante es que cuando la persona perciba que tiene algún problema, acuda a un médico, ginecólogo en las mujeres, urólogo en los hombres, para descartar algún problema orgánico y solicitar la ayuda de un terapeuta sexual para solucionar los problemas psicológicos y emocionales en pareja y de forma individual.

 
 
 
Las disfunciones sexuales afectan la relación integral de la pareja.
Las disfunciones sexuales afectan la relación integral de la pareja.
Foto: Agencias
Fotogalería Videos