¿Cómo están formados?

 
 
 
por: Redacción
Fuente: esmas.com
 

Se conforman principalmente por grasa y tejidos fibrosos que le dan soporte al seno

 
Cada uno de los pechos, está formado por grasa, tejido conjuntivo y fibroso que les da el soporte, vasos sanguíneos, infinidad de nervios y canales linfáticos y contienen dos elementos funcionales que son los lóbulos y los conductos lactíferos.

En cada pecho hay unos 20 lóbulos o alvéolos, que son los que producen la leche y cada uno tiene su propio tubo o conducto que la lleva hasta el pezón.

El pezón es la punta del pecho por donde sale la leche y aunque no son fácilmente visibles contienen las aberturas de los conductos que se ensanchan para formar un pequeño depósito o seno lactífero, de tal forma que cuando la leche sale lo hace por varias aberturas a la vez en cada mamada del bebé o cuando la madre se estimula para que la leche brote.

La piel del pezón contiene una minúscula red de vasos sanguíneas cerca de su superficie, por esa razón tiene un color rosado y marrón diferente al resto del pecho.

La diferencia entre los pechos de los hombres y las mujeres radica precisamente en esto, los hombres no tienen glándulas productoras de leche.

Los conductos lactíferos terminan en los senos lactíferos que quedan debajo de la areola, que es una zona de color más oscuro que el de la piel y rodea los pezones. Contienen diminutos bultos en su superficie, que son glándulas sudoríparas o glándulas de Montgomery, que lubrican la piel del pezón. Ahí se almacena la leche, por eso es importante que cuando el bebé mame, su boquita abarque también está parte del pecho.

A excepción de los músculos del pezón, que permiten que éste se ponga erecto, los pechos no tienen músculos propios, se encuentran sobre los músculos pectorales de la pared torácica que cubre las costillas.

En los pechos también hay grasa y tejido fibroso que les da soporte, hay muchísimos nervios y vasos sanguíneos, por lo que son dos órganos muy sensibles y delicados por lo que hay que evitar los golpes y la ropa muy apretada o demasiado floja.

 
 
 
La anatomía de los senos femeninos preparada para amamantar al bebé.
La anatomía de los senos femeninos preparada para amamantar al bebé.
Foto: esmas.com
Fotogalería Videos