Síntomas y tratamiento

 
 
 
por: Redacción
Fuente: esmas.com
 

Los síntomas varían dependiendo del tipo de priapismo

 
Los síntomas son muy característicos, el pene se pone erecto sin razón aparente y e forma espontánea, se hincha y el glande se mantiene blando.

En algunos casos se acompaña de dolor agudo en ocasiones insoportable, agotamiento, retención de orina y fiebre.

Otros casos se presentan con un pene menos rígido, con menos dolor o molestia y con mayor elasticidad, pero de todas formas ocasiona malestar general a quienes lo padecen.

El diagnóstico debe establecerlo un médico urólogo o andrólogo quien hará la historia clínica y algunos estudios para descartar otro tipo de problemas.

El tratamiento, se enfoca a lograr la descongestión del pene, aliviar el dolor y prevenir complicaciones como la impotencia.

Entre las medidas para lograrlo están:
- El masaje prostático intenso que será aplicado por el médico.
- La colocación de bolsas con hielo, para descongestionar el pene.
- El uso de analgésicos y antiespasmódicos para el control del dolor.
- El uso de estrógenos para disminuir la frecuencia de las erecciones.
- En ocasiones será necesario establecer un drenaje o aspiración de los cuerpos cavernosos del pene, durante una cirugía en la que se coloca una cánula insertada al pene, para vaciar el contenido sanguíneo.
- Otro método utilizado con mucho éxito es la inyección de sustancias vasoconstrictoras en el pene, que ayudan a revertir la alteración.
- Para el priapismo sorpresivo o “tartamudeante”, se deben hacer baños de agua tibia, aumentar el consumo de agua y orinar con frecuencia.
- El priapismo prolongado y doloroso, requiere de manejo por un especialista y en ocasiones de transfusiones sanguíneas durante el evento.

En todos los casos, actualmente no existe forma de prevenir o evitar los ataques de priapismo, pero es muy recomendable cuando se sospecha sobre este padecimiento, evitar estar mucho tiempo sin orinar, tomar muchos líquidos para evitar deshidratación y evitar tener relaciones o actividades sexuales muy prolongadas.

 
 
 
El tratamiento varía según el tipo y origen del priapismo
El tratamiento varía según el tipo y origen del priapismo
Foto: Agencias
Fotogalería Videos