Motivos para realizar una cesárea

 
 
 
por: Redacción
Fuente: esmas.com
 

Cuando el bebé es muy grande o se pone en riesgo la vida de la madre o el hijo, se realiza la cirugía

 
Entre las causas que llevan al médico a determinar la necesidad d una cesárea están:
- Haber tenido cesáreas u operaciones en el útero previas o por tener un útero demasiado pequeño, cicatrizado, o deforme.
- Cuando el bebé es demasiado grande o que su cabeza es muy ancha para el canal vaginal de su madre, lo que impide su paso sin riesgos por la vagina.
- Cuando hay algún problema con la placenta o presenta placenta previa, que se desarrolla en la parte baja del útero e impide el paso del bebé por el canal de la vagina además de ocasionar sangrados peligrosos o por placenta accreta, que se fija fuertemente a la pared uterina.
- Cuando el bebé no adoptó la postura ideal y viene de nalgas, de cara, con los pies u hombros primero o está acostado transversalmente en la matriz.
- Sufrimiento fetal agudo, por falta o disminución de oxígeno al feto.
- Cuando el bebé presenta taquicardia o bradicardia fetales, es decir que el corazón late con excesiva o poca rapidez.
- El que la madre padezca desnutrición o sea mayor de 40 años.
- Cuando el parto natural es demasiado lento o las contracciones se detienen, poniendo en riesgo la vida del bebé.
- Cuando se presenta un prolapso en el cordón umbilical, es decir que salga primero por la vagina antes del bebé o que se enrede en el cuello del bebé o que quede atrapado o aprisionado, impidiendo que el bebé nazca y que reciba el oxígeno necesario.
- Cuando la madre padece alguna enfermedad infecciosa como el Virus del Papiloma Humano o el herpes genital, ya que se puede contagiar al bebé.
- Cuando el embarazo es múltiple.
- Cuando al monitorear al bebé, se nota que está bajo estrés y que le disminuye el ritmo cardíaco.
- Cuando la madre padece alguna enfermedad que requiera de tratamiento intensivo o de emergencias como puede ser: hipertensión arterial (preclampsia o eclampsia), toxemia o diabetes.

Si bien la cesárea es una cirugía que se practica con mucho éxito, también es importante destacar que tiene los riesgos normales de una cirugía, como es la anestesia y las posibles infecciones ocasionadas por el corte, además de que la recuperación de la madre toma un poco más de tiempo y es más costosa.

Es muy importante también considerar que los partos programados por cesárea, han incrementado el nacimiento de bebés prematuros, es decir que no han llegado a término de maduración total, sobre todo en su sistema respiratorio y en el cerebro. Cuando un bebé nace entre las semanas 34 y 36, aunque nacen sanos, pueden tener mayor riesgo de padecer problemas como respiratorios, digestivos, de control de temperatura o ictericia.

Otro factor que puede llegar a afectar al bebé, es el de la anestesia, que en pocos casos es total, ya que independientemente de que evitan que la madre no sienta dolor, pueden ocasionar en los bebés somnolencia o inactividad.

Otro punto importante a considerar es el de la lactancia, que debe empezar tan pronto sea posible en las mujeres que tuvieron una cesárea.

Los riesgos de una cesárea son diversos y dependen del tipo, urgencia de la decisión y de la capacidad del médico especialista, además de los cuidados posteriores que requiere la madre. Entre los riesgos de una cesárea para la madre están.
- Infecciones en el sitio de las incisiones, el útero y órganos pélvicos cercanos.
- Lesiones en la vejiga o intestinos ocasionados por una mala incisión.
- Sangrados abundantes, que pueden llegar a la necesidad de aplicar una transfusión sanguínea.
- Formación de coágulos en las piernas, órganos pélvicos y pulmones, por la inactividad o complicaciones específicas.
- Reacciones no deseables a los medicamentos o a la anestesia.
- Mayor propensión de la mujer a sufrir depresión post-parto.

 
 
 
El tamaño del bebé cuando es muy grande, es motivo de cesárea.
El tamaño del bebé cuando es muy grande, es motivo de cesárea.
Foto: esmas.com
Notas Relacionadas
Fotogalería Videos