Vaginosis, alteración común en la vagina

 
 
 
por: Laboratorios Armstrong/Femiprim®/Redacción
Fuente: esmas.com
 

Es la segunda causa de infecciones vaginales en mujeres y afecta entre el 40 y 50 por ciento de las mujeres en etapa productiva

 

La vaginosis es una alteración  común en la vagina causada por un crecimiento desordenado y excesivo de varios tipos de bacterias que conforman la flora vaginal. Aunque es normal que estos organismos habiten en el organismo de las mujeres, existen factores que interactúan y producen un desequilibrio en la flora normal vaginal. 

La flora vaginal está compuesta por 15 diferentes tipos de bacterias y entre las más importantes se encuentra el lactobacilo responsable de mantener el ph ácido normal de este órgano sexual femenino. Cuando se pierde ésta acidez, que es un mecanismo de defensa contra las infecciones, el número de lactobacilos disminuye permitiendo el crecimiento de diversas bacterias responsables del desarrollo de la vaginosis bacteriana. 

Existen diversos factores que alteran el ph vaginal, entre los más frecuentes se encuentran la menstruación y las relaciones sexuales. El clima cálido también puede favorecer la alteración de la acidez vaginal. 

El recurrir a duchas vaginales, desodorantes y tampones así como el utilizar ropa ajustada, (que ocasiona aumento de sudoración) son otros factores de riesgo que alteran los niveles de ph vaginal. 

De acuerdo con la ginecóloga María de Lourdes Martínez Zúñiga, la vaginosis es la segunda causa de infecciones en mujeres que acuden a clínicas y hospitales del país. En mujeres de etapa reproductiva representa entre el 40 y 50% de todas las infecciones vaginales existentes. En el caso de mujeres embarazadas, existe una prevalencia del 17 al 30 por ciento. 

Dado que la vaginosis generalmente es asintomática (en ocasiones sólo se reconoce por mal olor y/o algún cambio en el flujo), se debe de poner especial atención y acudir con un especialista en cuanto la mujer note un cambio en su organismo, por mínimo que este sea. 

"Cuando la vaginosis no es bien tratada, puede ocasionar una infección no sólo en la vagina sino también en el útero y en las trompas de tal forma que puede llegar a convertirse en una enfermedad pélvica inflamatoria que puede en algunos casos causar infertilidad." Además en mujeres embarazadas puede ocasionar nacimientos prematuros y abortos espontáneos. 

Para controlar la vaginosis, Laboratorios Armstrong lanzó al mercado un nuevo medicamento preventivo cuyo componente el ácido ascórbico (vitamina C), junto con su sistema de liberación sostenida, restauran de forma rápida y segura el pH vaginal. Su presentación es en tabletas vaginales y se aplica durante 6 días de forma local. 

Estas tabletas vaginales a diferencia de los antibióticos, favorece el crecimiento de lactobacilos responsables de mantener el pH fisiológico vaginal. Si esta bien indicado, se puede controlar la enfermedad sin necesidad de que existan efectos adversos, dijo la Dra. Martínez Zúñiga. 

Por último, la ginecóloga recomienda acudir al médico al momento de notar cualquier cambio en el flujo vaginal, ya sea en su consistencia, olor o color, ya que la vaginosis se puede confundir con otros tipos de infecciones como las causadas por hongos, donde el tratamiento es totalmente diferente.

  • Algunas recomendaciones para prevenir la vaginosis:
  • Aseo con agua y jabón
  • En periodos menstruales es necesario cambiarse de manera regular las toallas
  • No retener por tiempo prolongado la orina
  • No usar ropa ajustada
  • Si haces ejercicio  bañarse de manera inmediata
  • Utiliza ropa interior de algodón
  • No utilices duchas vaginales, ni desodorantes vaginales

 

 
 
 
El vaginismo es causado por bacterias y debe controlarse oportunamente.
El vaginismo es causado por bacterias y debe controlarse oportunamente.
Foto: Agencias
Fotogalería Videos