Hemorragias en heridas y cortadas

 
 
 
por: Redacción esmas/SSA
Fuente: esmas.com
 

Controle las hemorragias presionando directamente sobre la herida a menos que haya fractura u objetos enterrados

 
Ante cualquier herida que ocasione una hemorragia:
- Lávese bien las manos y si cuenta con unos guantes de hule, colóqueselos para evitar el contagio de enfermedades.
- Si no puede hacer esto, no se preocupe, lo importante es controlar la hemorragia.
- Revise la herida y si no hay fractura u objetos enterrados, presiónela con una gasa o trapo limpio hasta que el sangrado se detenga.
- Si es una herida leve, presione un momento y coloque una curita.
- Si el sangrando es fuerte y no se detiene, presione sobre los puntos de presión, arriba de la herida.
- Si la lesión es en el brazo, levántelo de manera que quede a nivel del corazón, NO lo haga en caso de sospechar la existencia de fractura.
- Si el sangrado es en otras partes del cuerpo mantenga acostada a la persona.
- Cuando la hemorragia se controle, limpie con cuidado la herida, para no volverla a abrir y coloque un vendaje, no muy apretado para no interrumpir la circulación.
- Coloque hielo sobre la tela que proteje la herida.
- Revise el vendaje y si nota que la piel se pone azulada o amoratada y la temperatura es fía, llévelo de inmediato al médico.

 
 
 
Presionar la herida para controlar la hemorragia.
Presionar la herida para controlar la hemorragia.
Foto: esmas.com
Fotogalería Videos