Conoce tu tipo de sangre

 
 
 
por: Redacción esmas
Fuente: esmas.com
 

El tipo de sangre se determina mediante un análisis de la misma y es muy importante para salvar la vida y prevenir riesgos fatales

 
Tanto para cuando se sufre un accidente en el que se pierde mucha sangre, como para estar preparados ante un gran cirugía, en donde la perdida de sangre será inevitable, es necesario conocer nuestro tipo de sangre.

Y aunque para estos casos generalmente los hospitales deben tener un banco de sangre y hacer análisis previos al paciente o lesionado, también es muy importante que cada persona sepa a cuál pertenece para evitar riesgos innecesarios.

Una transfusión consiste en incorporar a nuestro organismo, sangre o alguno de sus componentes, de otra persona. Esto solamente lo pueden hacer médicos y personas capacitadas para ello. No es molesto, no duele y es muy importante para salvar la vida.

Es importante que sea compatible, porque la sangre contiene una sustancia llamada antígeno, que estimula la producción de anticuerpos en una persona. Si en ella se encuentran antígenos y anticuerpos diferentes, se amontonan formando grumos que tapan los vasos sanguíneos impidiendo la circulación normal y las consecuencias son fatales.

El sistema de clasificación de los grupos sanguíneos se llama ABO y hay 4 grupos: A-B-O y AB, según el antígeno que contienen y que es el que marca la diferencia.

Durante una transfusión:
- El grupo O puede donar sangre a todos los demás, pero solamente puede recibir sangre de otro O.
- El grupo A puede dar y recibir sangre de donadores del grupo A o del O.
- El grupo B puede dar y recibir sangre de donadores del grupo B o del O.
- El grupo AB puede recibir sangre de personas de todos los grupos.

Pero eso no es todo, porque en 1940 se detectó otro tipo de antígeno en la sangre, también muy importante al que se le puso el nombre de Rh, porque los primeros experimentos se hicieron en un mono de la especie Macaccus Rhesus.

Este antígeno fue clasificado como Rh positivo o Rh negativo. Este antígeno es muy importante, sobre todo cuando se concibe un hijo, ya que si la madre es Rh negativo y el padre Rh positivo, hay mayor riesgo para el hijo y para la madre, aunque afortunadamente, con los avances de la ciencia, este problema ya puede ser tratado con éxito y oportunidad.

Por tanto, durante una transfusión, una persona puede recibir solamente sangre de su mismo tipo y factor Rh y es importante verificar que la sangre sea "segura", es decir que haya sido analizada para que a través de ella no vayamos a contraer alguna enfermedad grave como la hepatitis o el SIDA.

 
 
 
Un análisis de sangre determina su tipo y factor Rh.
Un análisis de sangre determina su tipo y factor Rh.
Foto: AP
Fotogalería Videos