Deshidratación

 
 
 
por: Redacción esmas/SSA
Fuente: esmas.com
 

La deshidratación es la pérdida de agua del organismo y si no se repone puede provocar la muerte en pocas horas. Es provocada por insolación o por enfermedades

 
La deshidratación puede ocasionarse por enfermedades diarréicas, por vómito excesivo, por ciertas enfermedades, por insolación o por realizar ejercicios que provoquen gran sudoración.

Entre las enfermedades que producen diarrea están: la tifoidea, la colitis, la salmonelosis y una de las más peligrosas que es el cólera. Hay otras como el rotavirus que también ocasionan muchas evacuaciones líquidas.

Los más vulnerables para deshidratarse son los niños, personas enfermas y ancianos.

Las señales de alarma que manda el cuerpo para indicar que está en peligro de deshidratación son:

Decaimiento, boca y lengua secas, piel seca que al pellizcarla se queda levantada, ojos hundidos y llanto sin lágrimas. En caso de los bebés, presentan mollera hundida, poco o nada de orina, demasiado vómito y/o evacuaciones líquidas y mucha sed.

Ante las señales de deshidratación se debe:
1. Dar a beber agua, sueros farmacéuticos o Vida Suero Oral y abundantes líquidos como caldos, jugos, sopas, agua de frutas, agua mineral o té.
2. Si la deshidratación es por diarrea, no deje de dar al enfermo abundantes líquidos y comida a base de verduras.
3. Si la deshidratación es por insolación o cansancio, dele líquidos a tomar poco a poco, en cucharaditas.
4. Si no tiene Vida Suero Oral, prepare suero con un litro de agua bien hervida y limpia y añádale una cucharita de sal.

5. Acuda al médico para que determine la causa de la deshidratación y que pueda administrar el tratamiento adecuado.

Para prevenir la deshidratación:
- Lávese bien las manos antes de comer o preparar alimentos y después de ir al baño.
- Lave bien las frutas y verduras que consuma crudas.
- Cocine bien sus alimentos y evite comer en puestos callejeros o lugares sucios.
- No se exponga al sol durante mucho tiempo y rehidrate su cuerpo tomando abundante agua, jugos o caldos.
- Tome todos los días entre litro y medio y dos litros de agua limpia y hervida o potable sobre todo si realiza una actividad pesada o está enfermo.

 
 
 
La administración de suero oral o vía intravenosa es fundamental.
La administración de suero oral o vía intravenosa es fundamental.
Foto: esmas.com
Fotogalería Videos