Fracturas en pierna, rodilla y tobillo

 
 
 
por: Redacción esmas/SSA
Fuente: esmas.com
 

Las fracturas de pierna son muy frecuentes por los deportes y ejercicios que se realizan, sobre todo durante la adolescencia

 
Las fracturas en pierna, rodilla o tobillo son muy dolorosas y si no se atienden adecuadamente pueden ocasionar deformindades o incapacidades.

Sus señales de alarma: Dolor, inflamación, inmovilidad e hinchazón.

- Coloque una tablilla o cartón resistente desde las nalgas hasta el tobillo.
- Si no tiene cómo hacerlo, coloque una almohada entre las piernas y amárrelas juntas con toallas, cinturones, corbatas o trozos de tela.
- Si la fractura es expuesta, es decir que el hueso salga por la herida, no intente acomodarlo, controle la hemorragia presionando en los puntos de presión.
- Cubra la herida con un trapo limpio sobre la fractura, sin presionar e inmovilice la parte afectada.

Si la fractura es el rodilla, no trate de acomodarla. Inmovilice en la posición en que la encontró.

 
 
 
Se debe inmovilizar la parte afectada.
Se debe inmovilizar la parte afectada.
Foto: esmas.com
Fotogalería Videos