Medidas preventivas

 
 
 
por: CENAPRED/Redacción
Fuente: esmas.com
 

Los riesgos se pueden minimizar si se toman en cuenta algunas medidas preventivas

 
Muchas personas por gusto o por necesidad, construyen sus casas en las laderas de las montañas, pero esto siempre representa un peligro que hay que considerar, ya que ninguna de ellas está exenta de sufrir deslaves o deslizamientos que pueden ocasionar pérdidas humanas o materiales.

Antes
: - Conozca las características del terreno donde vive.
- No corte árboles ni destruya la vegetación de la región.
- No excave en las laderas de los cerros sin autorización.
- Si viven en un lugar inclinado, evite que el agua del drenaje se infiltre en el terreno.
- Denuncie de inmediato cualquier fuga de agua antes de que se reblandezca el terreno.
- Atienda las indicaciones de Protección civil, sobre todo durante la temporada de lluvias, y si es necesario abandone su hogar unos días, llevando sus papeles importantes y cosas de valor.
- Si vive al pie de una ladera en zona sísmica, reconsidere la posibilidad de cambiar su domicilio.
- Vigile los lugares en donde el agua se junta en la ladera de una montaña y aléjese de ese lugar.

Durante una tormenta
- Manténgase despierto, hagan guardias entre los familiares y vigilen el comportamiento del terreno. Muchas muertes ocurren durante la noche.
- Las lluvias intensas de corta duración son muy peligrosas, sobre todo cuando se presentan después de periodos largos de lluvia.
- Si nota alguna anormalidad o siente que hay peligro, evacue su hogar de inmediato y retírese de la zona.
- Esté pendiente de cualquier movimiento de la tierra, los grandes flujos son precedidos por movimientos pequeños. En esos casos, aléjese de la zona.
- Si vive cerca de un canal o arroyo y ve que el agua sube de nivel, aléjese de inmediato y alerte a las autoridades.
- Si conduce un vehículo durante una tormenta o después de ellas, hágalo despacio y con mucho cuidado, ya que puede sorprenderlo alguna grieta, lodo, rocas o deformaciones en el pavimento.

Después del movimiento
- Con toda la calma que sea posible, trate de salir del lugar con sus familiares y vecinos.
- Trate de ayudar a las personas que lo necesiten, pero sin poner en riesgo su vida.
- Revise el agua expuesta, remueva solamente la que está aparentemente libre y no coloque pilotes porque podría debilitar más el terreno.
- Solicitar a las autoridades los estudios del terreno y las causas de los movimientos para que cada familia tome la decisión que crea adecuada.

 
 
 
Los deslaves arrastran todo a su paso.
Los deslaves arrastran todo a su paso.
Foto: esmas.com
Notas Relacionadas
Fotogalería Videos