Efectos de los ciclones

 
 
 
por: CENAPRED/Redacción
Fuente: esmas.com
 

Los ciclones o huracanes pueden ocasionar graves daños personales, económicos, agrícolas y ganaderos, por ello son considerados como unos de los desastres naturales más peligrosos

 

Los ciclones intensos están entre los más destructivos de los desastres naturales, capaces de causar graves daños a poblaciones costeras y ocasionar muchas pérdidas humanas. Sin embargo, también proporcionan precipitaciones esenciales que son útiles y necesarias para gran parte de las tierras que cruzan.

La importancia y peligro de los ciclones tropicales es diferente entre la tierra firme y la superficie marina.

Los efectos nocivos sobre los océanos, se relacionan con actividades humanas que se realizan en instalaciones petroleras, barcos y tráfico aéreo. En tierra, los efectos destructores son mayores, ya que se ven amenazadas las vidas y todo tipo de actividades humanas, en ciudades, pueblos, industrias y carreteras y se ven fuertemente afectados los cultivos y la economía de los lugares que están a lo largo de la trayectoria del ciclón.

En las zonas costeras, el mayor impacto se debe a la marea de tormenta, el oleaje, la fuerza de los vientos y la intensidad de las lluvias. Históricamente y a lo largo del mundo, la marea de tormenta ha sido responsable de la mayor cantidad de daños comparada con otros efectos.

Sin embargo, el viento y la marea están concentrados dentro de unos pocos kilómetros del centro del ciclón, mientras que las lluvias intensas frecuentemente afectan áreas a cientos de kilómetros del centro del ciclón, por el efecto de las bandas nubosas de la tormenta ocasionando fuertes inundaciones que año con año cobran vidas y dejan sin sus pertenencias a miles de familias.

Pero con al mismo tiempo, es importante reconocer los aspectos benéficos de la lluvia provocada por los ciclones tropicales. Algunos ciclones que se mueven sobre regiones afectadas por periodos prolongados de sequía, pueden llegar a producir cantidades de lluvia de hasta unos 100 cm, que pueden ser importantes para mitigar las condiciones de aridez.

A pesar de que los ciclones tropicales pueden causar muchos daños por efecto del viento, oleaje, lluvia y marea de tormenta, gracias a la precipitación producida, es factible que las presas se llenen y los acuíferos se recarguen, facilitando con ello el suministro de agua para el consumo humano, la agricultura y la generación hidroeléctrica. Los beneficios obtenidos pueden durar varios años. Por ejemplo, los ciclones tropicales pueden desalojar contaminantes de bahías y también que en ocasiones, la arena puede ser llevada de la plataforma continental a las playas.

 

 
 
 
Pérdidas humanas, destrucción de viviendas y de ecosistemas entre los daños.
Pérdidas humanas, destrucción de viviendas y de ecosistemas entre los daños.
Foto: esmas.com
Fotogalería Videos