Cloruro de etilo, una droga mortal

 
 
 
por: Redacción
Fuente: esmas.com
 

Anestésico inhalante, altamente peligroso y mortal, que es utilizado como droga por muchos niños y jóvenes que lo adquieren fácilmente

 
Una de las más de 1,000 sustancias inhalantes existentes en el mercado y de mayor riesgo, ya que ha cobrado un especial interés entre los niños y jóvenes adolescentes, es el uso del cloruro de etilo, anestésico local, que se está utilizando como droga.

Este producto de venta libre, se adquiere en cualquier farmacia y es un anestésico local muy utilizado en medicina deportiva o en personas que practican algún deporte con frecuencia ya que ocasiona una rápida vaporización cuando se aplica mediante aerosol sobre la superficie de la piel y produce un enfriamiento en el tejido que provoca insensibilidad de los nervios periféricos y por consiguiente su anestesia local.

Si bien su uso es muy útil en lesiones deportivas, entre los adolescentes se ha convertido en una droga más, ya que lo utilizan como sustancia tóxica que produce excitación y efectos eufóricos.

Su adquisición es sencilla, de bajo costo y sin riesgos legales, ya que para conseguirla no tienen que acudir a proveedores de drogas.

La forma de administración es inhalada. Lo aplican sobre una tela, generalmente de su ropa y lo inhalan en cualquier lugar. Es fácil de esconder y lo peor de todo es que es muy difícil su detección además de que las personas mayores, padres y otros familiares, desconocen el problema, sus complicaciones y efectos y por lo general, al niegan que sus hijos e hijas se estén drogando, lo que hace más peligroso el problema.

Entre las señales, que podrían indicar esta adicción, está la presencia de dermatitis o enrojecimiento alrededor de la nariz y boca, que en ocasiones puede presentarse como una quemadura por frío, si se utiliza de forma frecuente. También los ojos rojos y la inestabilidad de los mismos, pueden ser indicativos de esta adicción.

Los efectos inmediatos de esta droga, son: mareo, pérdida de equilibrio, temblores finos, abertura de piernas al caminar, alteración de la memora, falta de concentración.

Posteriormente, pueden presentarse: excitación, alteraciones en la conducta y en el comportamiento, agresividad y violencia, impulsividad, alteración del juicio.

A nivel fisiológico, su inhalación ocasiona arritmias, cambio de presión arterial y ritmo cardiaco, depresión del sistema nervioso, asfixia y convulsiones que pueden llevar a un accidente cerebrovascular, estado de coma e incluso a la muerte súbita.

Debido a que el efecto dura entre 15 a 45 minutos, el adicto tiende a inhalar repetidamente la sustancia tóxica lo que aumenta enormemente el peligro de muerte.

El uso repetido o crónico del cloruro de etilo, así como de otros inhalantes, deja daño permanente en el organismo, entre los que se encuentran: Temblores, incoordinación, problemas de equilibrio, memoria, inteligencia, estados de depresión o psicosis, infartos cerebrales, trastornos del lenguaje y la memoria, epilepsia, trastornos de la sensibilidad y movimiento en las extremidades.

Otros daños permanentes afectan:
- El cerebro ocasionando alteraciones sensoriales y psicológicas, problemas de memoria y aprendizaje, lenguaje lento, temblores crónicos y en muchos casos muerte celular.
- La sangre, ya que bloquean la capacidad de transportar oxígeno y puede desarrollar leucemia.
- El sistema nervioso que ocasiona daño en los nervios periféricos, como adormecimiento de extremidades, calambres y parálisis total.
- El corazón, ya que varias de las sustancias inhalantes pueden provocar "Sindrome de Muerte Subita por Inhalantes."
- El hígado, ya que los compuestos dañan permanentemente los tejidos.
- Los riñones, al formar piedras por la incapacidad de controlar los ácidos en la sangre que producen los inhalantes.
- En músculos ocasiona un desgaste en el tono y fuerza.
- Puede también ocasionar ceguera y sordera.

Es importante aclarar que existen más de 1,000 productos comerciales, disponibles en tiendas, ferreterías, supermercados y farmacias, que son utilizadas en la casa, escuela, oficina, campos deportivos o el cualquier otro lugar, sin que su uso represente riesgo de toxicidad, ya que además son muy necesarios y útiles para muchas actividades.

El problema está cuando se utilizan con fines de drogadicción y su uso se convierte en una necesidad, crean dependencia y tolerancia y se inhalan intencionalmente con el propósito de tener sensaciones y reacciones diferentes que como ya se mencionó pueden llegar a ser mortales.

Es importantísimo que los padres, maestros y personas mayores, amigos o familiares de niños y jóvenes que noten cualquier cambio en su conducta y en sus hábitos o que conozcan abiertamente que existe esta adicción, traten de convencer y/o soliciten ayuda, para que los enfermos puedan recibir atención oportuna y adecuada a su problema.

 
 
 
El cloruro de etilo, moda mortal entre niños y jóvenes adictos.
El cloruro de etilo, moda mortal entre niños y jóvenes adictos.
Foto: Agencias
Fotogalería Videos