Polvo de ángel

 
 
 
por: Redacción
Fuente: esmas.com
 

Es una droga que se disuelve fácilmente en agua o alcohol, y llega a provocar delirios, agitación o pensamientos irracionales

 
También conocida como polvo cósmico, es en estos días una droga de las más peligrosas para la salud y la vida.

Es una sustancia llamada fenciclidina (PCP), que hace varias décadas fue utilizada por la medicina como anestésico intravenoso, fue prohibida en 1965 por los efectos que ocasionaba en los pacientes, entre los que destacaban los delirios, agitación y la conducta y pensamientos irracionales.

Actualmente esta droga se fabrica en laboratorios ilegales y se vende en forma clandestina bajo diversos nombres como: polvo de ángel, ozono, locura o chifladura también llamada wack, combustible de cohete o rocket fuel o cuando se combina con otras drogas como la marihuana recibe el nombre de porros mortales y superhierba cristal, también conocidas como killer joints y crystal supergrass.

También se utiliza en la elaboración de otras drogas como el LSD, la mescalina, la psilocibina y otras más.

El polvo de ángel como su nombre lo indica, es un polvo blanco cristalino que se disuelve fácilmente en agua o alcohol. Tiene un sabor amargo y se puede mezclar fácilmente con colorantes.

Se usa principalmente de tres formas: se inhala en forma de polvo, se fuma aplicándola a hojas de plantas o se ingiere en forma de tabletas o cápsulas. Algunos también la usan de forma inyectada intravenosa.

Esta droga es altamente adictiva y origina una gran dependencia psicológica que se refleja en las ansias de usarla o consumirla y en el comportamiento ansioso y compulsivo por conseguir más droga.

Los efectos empiezan cuando la droga llega al cerebro, entre los 2 y los 5 minutos después de su inhalación o inyección, o entre los 10 y 60 minutos cuando se consume oralmente y pueden durar hasta dos días por lo lento de su eliminación.

Se producen por la inhibición y captación de dopamina y noradrenalina produciendo lo que se conoce como anestesia disociativa, que inhibe o deprime los centros nerviosos del dolor y "desconecta" la percepción corporal de las funciones cerebrales, de tal forma que bajo sus efectos una persona puede observar, por ejemplo su propia mano, sin darse cuenta que es suya.

Sus efectos son muy desagradables y peligrosos y los usuarios se vuelven peligrosos para los demás y para ellos mismos, ya que tienden a desarrollar conductas violentas o suicidas.

Entre los principales efectos están:
- El bloqueo de la producción de hormonas para el crecimiento y desarrollo físico y mental normal durante la adolescencia.
- Aumento de la presión arterial y de la frecuencia respiratoria y cardiaca con taquicardias.
- Presencia de rubor.
- Sudoración profusa.
- Adormecimiento y entumecimiento de las extremidades.
- Falta de coordinación muscular, parecida a la del consumo excesivo de bebidas alcohólicas.

Con dosis elevadas, los síntomas que se presentan son:

- Disminución de la presión arterial, el pulso y la respiración.
- Babeos.
- Náuseas y vómito.
- Mareos.
- Pérdida del equilibrio.
- Visión borrosa con movimiento rápido de los ojos hacia arriba y hacia abajo.
- Alucinaciones y distorsión de la imagen corporal.
- Delirios.
- Paranoia.
- Confusión mental y enojos.
- Pérdida del sentido de orientación con sensación de distancia irreal hacia ellos y otros objetos.
- Pérdida de los sentidos principalmente del tacto.
- Problemas al articular palabras y oraciones.
- Pérdida de la memoria.
- Pérdida de peso.

Dado que la PCP, tiene efectos sedantes, su consumo libre o con depresores del sistema nervioso con el alcohol o algunos medicamentos pueden ocasionar convulsiones, coma y hasta la muerte.

 
 
 
Otros nombres que tiene son: ozono, locura y combustible de cohete entre otros.
Otros nombres que tiene son: ozono, locura y combustible de cohete entre otros.
Foto: esmas.com
Fotogalería Videos