Delirium Tremens, terrible consecuencia del alcoholismo

 
 
 
por: Bertha Sola
Fuente: esmas.com
 

El delirium tremens es un trastorno mental ocasionado por la abstinencia de alcohol, cuando la persona es altamente dependiente de él y que tiene malos hábitos alimenticios

 

El delirium tremens un trastorno mental muy severo, ocasionado por la abstinencia de alcohol cuando una persona alcohólica, es decir altamente dependiente del alcohol, deja de beber precipitadamente después de haberlo hecho habitualmente durante un periodo prolongado y con hábitos alimenticios pobres e inadecuados.

El alcoholismo es una enfermedad adictiva muy difícil de controlar, principalmente porque causa dependencia, es decir la necesidad del cuerpo de tenerla y también desarrolla tolerancia lo que significa que el cuerpo va demandando cada vez mayor cantidad de alcohol.

El efecto de la abstinencia se manifiesta en tres áreas fundamentales:

  • Los cambios mentales repentinos y severos que producen psicosis y miedo extremo.
  • Los cambios neurológicos, como las convulsiones.
  • Cambios hemodinámicos, como el aceleramiento del pulso, alta de presión y elevación de la temperatura.

Este problema es más común en personas que tienen antecedentes de estado de abstinencia alcohólica cuando han suspendido su consumo diario equivalente a 3 o 4 litros de alcohol tipo cerveza o a medio litro de licor fuerte, así como en personas que han consumido habitualmente alcohol durante más de 10 años.

También puede presentarse en personas que han sufrido una lesión en la cabeza, infección o alguna enfermedad.

Los síntomas son producto de los efectos tóxicos del alcohol en el cerebro y el sistema nervioso, y pueden ser muy severos y progresar rápidamente. Entre ellos están:

  • Nerviosismo.
  • Inestabilidad física y emocional.
  • Ansiedad.
  • Fatiga extrema.
  • Dolor de cabeza.
  • Sudoración excesiva.
  • Pérdida de apetito.
  • Irritabilidad.
  • Excitación extrema.
  • Cambio de humor repentino y variable.
  • Pesadillas y visiones.
  • Temblores y sacudidas, que pueden llegar a convulsiones.

En algunas personas, el delirium tremens puede ser tan grave y desesperante que las lleve nuevamente al consumo indiscriminado de alcohol o hasta el suicidio, por lo que deben ser atendidos de inmediato por personal especializado.

El alcoholismo es una enfermedad muy grave y peligrosa, pero cuando se tiene la intención de dejarla, es necesario hacerlo bajo supervisión médica, para minimizar los efectos que produce la abstinencia y llevar un buen control que impida a la persona volver a tomar.

Importante: El contenido de esta nota es informativo y no suple el diagnóstico médico, por lo que no nos hacemos responsables sobre su uso.

 

 
 
 
El abandono del alcoholismo puede traer efectos difíciles pero necesarios.
El abandono del alcoholismo puede traer efectos difíciles pero necesarios.
Foto: Agencias
Fotogalería Videos