El Aire

 
 
 
por: Bertha Sola Valdés
Fuente: esmas.com
 

El aire es un elemento vital y cada día está más contaminado

 
El aire es la fuente de vida del ser humano y su falta por más de cinco minutos puede provocarle la muerte o daños irreversibles en su cerebro, que lo incapaciten permanentemente.

Pero siendo un elemento vital para el hombre, aún no hemos tomado conciencia de su importancia y creemos que su provisión es infinita, que se purifica por sí solo y que lo que esté incorporado en él no nos daña.

Nuestro planeta es el único del Sistema Planetario que está envuelto por una mezcla de gases llamada atmósfera que alcanza hasta 700 Km. de altura y que está formada a su vez por varias capas. La inferior llamada Tropósfera, alcanza una altura de 13 Km. y está formada principalmente por oxígeno, vapor de agua y otros gases que integran el aire que respiramos.

Enseguida se encuentra una capa de reposo llamada Tropopausa, que abarca desde 14 hasta los 20 Km. de altura y sobre ésta se encuentra la Estratosfera que abarca desde los 21 hasta los 80 Km. y de la que sus primeros kilómetros están formados por Ozono (O3), un gas que filtra los rayos del sol evitando que nos dañen.

Además de ser un elemento vital, el aire tiene otras funciones muy importantes como:

- Transmitir el sonido.
- Filtrar y amortiguar los rayos del Sol.
- Dispersar la luz.
- Auxiliar en el control de cambios extremos de temperatura.
- Desintegrar los meteoritos pequeños y desgastar los grandes, amortiguando sus daños.

Pero para la existencia de la vida, no sólo es importante la atmósfera por sí misma, sino la acción de los rayos del Sol en ella. La energía que se genera en su interior llega a la Tierra en forma de luz y calor y a ella se debe el movimiento del aire, su calentamiento, las tormentas y la evaporación del agua para la formación de nubes, lo que es muy importante para que se cumpla el ciclo del agua.

La energía solar también ayuda a la constante purificación del aire atmosférico que respiramos, ya que las plantas a través del proceso de la fotosíntesis capturan la energía del Sol, absorben el bióxido de carbono y desprenden el oxígeno que pasa al aire, purificándolo, por lo que las plantas también desempeñan un importante papel en la conservación de la calidad del aire.

 
 
 
El aire
El aire
Foto: esmas.com
Fotogalería Videos