Inversión térmica

 
 
 
por: Bertha Sola Valdés
Fuente: esmas.com
 

Las inversiones térmicas pueden ser peligrosas durante el invierno

 
Normalmente, el aire tiene un ciclo constante de movimiento en el cual, las capas de aire más frío circulan en la parte alta de la atmósfera y las más calientes lo hacen abajo. Al elevarse la temperatura, cuando sale el sol, el aire se calienta, disminuye su densidad y se mueve en la parte baja de la atmósfera, desplazándose hacia arriba.

Con estos movimientos, la atmósfera moviliza y limpia grandes cantidades de polvo, humo y partículas suspendidas del aire y los lanza a través de cerros, valles y cañadas. En este proceso de limpieza del aire también participa la lluvia, que precipita al suelo las partículas suspendidas existentes en el aire.

Cuando el ciclo de movimiento del aire no ocurre y la capa de aire se estaciona a nivel del suelo, sobre una ciudad o valle, se forma una capa de aire frío, inmóvil, que puede atrapar contaminantes suspendidos que ya estén en el aire, o que se produzcan posteriormente.

Esto es conocido como inversión térmica y tiene el riesgo de exponer a la población a respirar un aire más contaminado de lo normal.

La inversión térmica es un fenómeno natural que se presenta durante todo el año, pero sobre todo durante el invierno y se produce cuando una capa de aire caliente queda aprisionada entre dos capas de aire frío, impidiendo la libre circulación atmosférica y permitiendo que se estacione a nivel del suelo y que aunque por sí sola no representa un riesgo para la salud, sí lo es cuando en su interior posee una concentración elevada de partículas contaminantes suspendidas, producidos por los vehículos y la actividad industrial, esto hace que aumenten los niveles de ozono, hidrocarburos, óxidos de nitrógeno y otras sustancias contaminantes que deterioran la calidad del aire y ponen en riesgo la salud humana.

Al avanzar el día, los rayos solares van calentando el aire cercano a la superficie terrestre y éste se vuelve más ligero y sube, mientras que el aire frío baja para formar corrientes de aire que rompen la inversión térmica.

Durante la inversión térmica, como el aire está estancado, es muy fácil que se acumulen los contaminantes, por lo que no es recomendable hacer ejercicio ni estar mucho tiempo en la calle y si lo hacemos, se debe cubrir la boca y nariz para evitar enfermedades y riesgos para la salud.

Estos riesgod están determinados en gran medida por el tiempo que dure la inversión térmica, el tipo y la cantidad de contaminantes acumulados y las condiciones previas de salud de los individuos, siendo, las personas mayores con padecimientos crónicos de los bronquios y los niños, sobre todo los que tienen antecedentes de asma bronquial los más afectados.

 
 
 
Inversión térmica
Inversión térmica
Foto: esmas.com
Fotogalería Videos