Artrosis

 
 
 
por: Redacción esmas
Fuente: esmas.com
 

Con la edad, los cartílagos se desgastan ocasionando artrosis, enfermedad muy dolorosa que se puede prevenir y controlar

 
La artrosis es el resultado de un proceso normal de envejecimiento del cuerpo que afecta a la mitad de los mayores de 65 años y a las tres cuartas partes de los mayores de 75 años.

Es ocasionada por el desgaste del cartílago, que es el tejido que recubre los huesos en las articulaciones y que con el paso de los años, desarrolla pequeñas grietas, provocando dolor y rigidez.

Las articulaciones más afectadas son las que soportan más peso del cuerpo, por lo que el dolor aparece principalmente en la columna vertebral, las caderas y las rodillas.

Esta enfermedad no es incapacitante, pero sí muy molesta y dolorosa y se puede prevenir y mejorar si se lleva una vida activa y una dieta sana, se mantiene un peso adecuado y se realiza ejercicio constantemente.

Los síntomas de la artrosis fundamentalmente son dos:
- Dolor agudo en alguna parte del cuerpo, que empeora con el movimiento y se calma con el reposo e
- Inflamación o hinchazón dolorosa en cualquier articulación, codos, rodillas, dedos, muñeca, tobillo.

Los alimentos recomendados en la dieta para prevenir y mejorar la artrosis son las verduras de hoja verde, crudas o ligeramente cocidas, el brócoli, las zanahorias, el apio crudo, el salmón, la sardina y otros pescados. Es importante evitar los alimentos con muchos carbohidratos y disminuir el uso de la sal como condimento.

Para prevenir la artrosis o controlarla adecuadamente es muy recomendable el ejercicio físico, caminar diariamente o nadar, aumentando poco a poco el tiempo de la práctica es muy útil. También la gimnasia acuática es ideal y un buen sustituto de la natación, sobre todo para quienes no saben o no pueden nadar.

Otra medida para el control, son los ejercicios de yoga o de estiramiento, que sirven para aumentar la flexibilidad. Sin embargo no hay que forzar demasiado sobre todo si se trata de movimientos que sobrecarguen la rodilla o la cadera, como el pedaleo.

También es importante no cargar bultos, no doblar demasiado las rodillas o cintura y usar zapatos o zapatillas cómodos con suela acolchada para reducir la presión sobre las articulaciones.

 
 
 
Los adultos mayores son los perjudicados por la artrosis.
Los adultos mayores son los perjudicados por la artrosis.
Foto: AP
Fotogalería Videos