Preparando la vejez

 
 
 
por: Redacción
Fuente: esmas.com
 

El tiempo pasa rápido y con un estilo de vida saludable se puede preparar una vejez sin tantas complicaciones

 

Hay ancianos y ancianas cuya capacidad de memoria, retención y agudeza mental es sorprendente. Ello se debe por un lado a que genéticamente estaban privilegiados, pero también a que han mantenido activo su intelecto a través del estudio, la lectura y la comunicación humana.

La forma de enfrentar la vejez tiene que ver mucho con el sentido del humor y la capacidad de resolver los problemas. Muchos ancianos proyectan y transmiten paz y son un consuelo para los niños, jóvenes y adultos que viven en situaciones de estrés constante sin saber cómo manejarlas, porque la vida les ha enseñado cuáles son realmente las cosas importantes y cómo salir de los problemas a pesar de las situaciones a las que todos tenemos que enfrentarnos .

Desarrollar alguna habilidad manual y/o elegir un entretenimiento desde jóvenes, ayudará a manejar el tedio, aburrimiento y la soledad.

Si ahora nosotros ayudamos y procuramos lo mejor para nuestros ancianos, estamos dejando una enseñanza en nuestros hijos y jóvenes, para que cuando llegue el momento, ellos hagan los mismo con nosotros.

Los ancianos podrán tener el cuerpo frágil, pero su mente sagaz, es capaz de absorber todos los estímulos que los rodean, por ello deben rodearse de cariño, música, alegría.

Sin exponerlos al peligro de su fragilidad, las personas mayores deben ser partícipes de las tareas del hogar, tener responsabilidades que cumplir y participar en la toma de decisiones, su opinión es a veces mucho más valiosa y certera que la de muchos de nosotros, porque tienen experiencia.

El ejercicio físico practicado desde jóvenes, es fundamental para conservar los músculos y huesos sanos, además las personas mayores deben seguir ejercitándose, por lo menos al caminar, subir y bajar escaleras y estar lo menos sedentarios posibles.

Pero de todo lo que se debe hacer mejor, para preparar la vejez, es establecer un estilo de vida saludable en el que se tome en cuenta:

  • La alimentación, balanceada, evitando en consumo excesivo de carbohidratos y grasas.
  • Tomar mucha agua durante el día.
  • Evitar el consumo de cualquier droga: tabaco, alcohol y drogas ilícitas.
  • Hacer ejercicio diariamente, 20 minutos de caminar al día es suficiente para mejorar las condiciones generales y si no pueden por lo menos hacer ejercicios leves en su hogar.
  • Atender a tiempo cualquier enfermedad y cumplir con los tratamientos completos.
  • Dormir por lo menos 8 horas diarias y descansar durante el día entre jornada y jornada.
  • Reír y fortalecer el sentido del humor.
  • Evitar y controlar las situaciones de estrés y atender las depresiones.
  • Atender con cuidado, amor y paciencia cualquier problema de salud que se presente.
  • Tomarlos en cuenta cuando se tomen decisiones en el hogar.
  • Acompañarlos y dejarlos platicar sobre todos sus recuerdos y experiencias.

 

 
 
 
La forma de enfrentar la vejez tiene que ver con la actitud de toda la vida.
La forma de enfrentar la vejez tiene que ver con la actitud de toda la vida.
Foto: Agencias
Fotogalería Videos