Un buen desayuno, mejor atención

 
 
 
por: Bertha Sola Valdés
Fuente: esmas.com
 

El desayuno es el principal alimento del día y soporte del aprendizaje escolar, en este año vigila que tus hijos e hijas desayunen bien

 
Para que los niños y niñas aprendan bien y tengan la capacidad para comprender lo que les enseñan en la escuela, para jugar y desarrollarse socialmente de forma efectiva con los demás, tienen que sentirse, verse y estar bien de salud.

Para lograrlo es necesario: que se alimenten bien, sobre todo durante el desayuno, que cuiden su higiene personal, cuenten con todas sus vacunas y atiendan adecuadamente cualquier enfermedad, además y por supuesto de sentirse queridos, apoyados y motivados por sus padres o familiares, para asisitir a la escuela y estudiar.

Muchos niños y niñas por la prisa de no llegar tarde a la escuela o por costumbre no desayunan y solamente llevan a la escuela un lunch rápido, que generalmente les aburre o no se les antoja y sobre todo nada nutritivo.

Está comprobado que durante la mañana la actividad mental permite captar la mayor parte de lo que se aprende durante el día, pero para que el cerebro funcione adecuadamente, cada una de sus células o neuronas, necesitan alimentarse con oxígeno y glucosa principalmente, elementos que sin un buen desayuno es difícil que lleguen en la cantidad y calidad necesarias.

La sangre transporta ambos elementos al cerebro y lo logra si a ella han llegado macro nutrimentos como son las proteínas, los carbohidratos y las grasas o lípidos y los micronutrimentos como son las vitaminas y minerales.

Las proteínas, necesarias para un adecuado crecimiento y desarrollo físico y mental, se encuentran en los alimentos de origen animal o en leguminosas, por lo que en el desayuno debe haber al menos: leche, huevo, queso, crema o yogurt o frijoles.
Los carbohidratos son necesarios para tener energía y aguantar todas las actividades y presiones del día, se encuentran en los cereales, chocolate, pastas, pan y otros más.
Las grasas en los niños y niñas son muy importantes para formar músculos que almacenen otros nutrimentos. En un desayuno la pueden adquirir en un huevo frito, tocino u otros alimentos.

En el desayuno se apetece más la fruta que la verdura que puede darse mejor durante la comida. La fruta contiene agua, azúcar y vitaminas y minerales de todo tipo que los protegerán contra enfermedades.

En caso de que nos niños o niñas no quieran desayunar bien es necesario dárles un complemento alimenticio y colocar en su lonchera alimentos nutritivos y solamente un día a la semana algún alimento "chatarra", que sea de su agrado.

Durante la época escolar y para que el rendimiento de los hijos y hijas sea mucho mejor, le sugerimos:
- Levantarse temprano para que tengan tiempo de desayunar con calma.
- Presentarles alimentos variados de los tres grupos, sin faltar nunca fruta y verdura.
-Cuidar mucho la higiene de los alimentos que consumen.
-Evitar poner en su lunch alimentos con bajo valor nutritivo y que solamente les quitan el hambre, como refrescos de gas, papitas o dulces. Ponga en su lugar un sandwich, fruta, yogurt, jugos y/o cereal.
- No olvidar el lavado de manos antes de comer y el de dientes después de hacerlo.
- Haga del desayuno un momento agradable, sin regaños, prisas o reproches, así todos lo van a disfrutar y aprovechar mejor.

 
 
 
Un buen desayuno es el mejor inicio del día.
Un buen desayuno es el mejor inicio del día.
Foto: Agencias
Fotogalería Videos