Consecuencias para la salud

 
 
 
por: Redacción
Fuente: esmas.com
 

Los malos hábitos alimenticios pueden propiciar en los niños problemas de crecimiento y desarrollo, así como graves daños físicos, emocionales y sociales

 
La obesidad y el sobre peso, además de los malos hábitos y un estilo de vida no saludable pueden llevar a los niños a desarrollar múltiples problemas de todo tipo, entre los que se encuentran:

- Problemas en el crecimiento y desarrollo.
- Problemas cardiovasculares y respiratorios.
- Problemas en su desarrollo puberal y en la adolescente.
- Complejos psicológicos, baja autoestima y depresión por las burlas, rechazos e incomodidades que ocasiona el sobre peso.
- El desarrollo de conductas de riesgo como la bulimina y la anorexia, comer compulsivamente o hasta tener ideas suicidas.
- Problemas motrices, en huesos y articulaciones, ya que el peso puede ocasionar a la larga deformidad en la columna, piernas y pies.
- El desarrollo de diabetes mellitus, enfermedad incurable y muy grave.
- Hipertensión arterial.
- Altos niveles de colesterol en sangre que son un factor de riesgo para infartos y problemas cardiacos y vasculares.
- El sentirse marginados puede llevarlos también a desarrollar adicciones, como una forma de evadir el problema que tienen.
- Apnea y otro tipo de alteraciones del sueño.
- Madurez sexual prematura, ya que las niñas obesas pueden entrar a su pubertad antes de tiempo y tener ciclos menstruales irregulares.
- Problemas en la piel.

Cuando la obesidad se manifiesta en la infancia, persiste en la adolescencia y no se trata a tiempo, probablemente se arrastrará hasta la edad adulta en donde en el caso de las mujeres será un riesgo adicional para los embarazos.

 
 
 
Daños físicos psicológicos y sociales son consecuencias de la obesidad.
Daños físicos psicológicos y sociales son consecuencias de la obesidad.
Foto: esmas.com
Fotogalería Videos