¿Cómo tomar la temperatura de un bebé?

 
 
 
por: Redacción
Fuente: esmas.com
 

Puede medirse con diferentes tipos de termómetro, en distintas partes del cuerpo

 
La temperatura corporal se mide con termómetros, de los que hoy en día existen los clásicos de mercurio o los electrónicos, que son muy eficaces y rápidos, pero menos precisos de los de mercurio.

Hay varios puntos en el cuerpo que permiten tomar adecuadamente la temperatura, bajo la axila, bajo la lengua, en el oído o en el recto y para ello existen termómetros diferentes.

En un bebé, la mejor forma de tomarle la temperatura es en el recto, ya que se le puede detener mejor mientras se registra.

Para tomar la temperatura en un bebé:
- En el recto, hay que tomar en cuenta que la temperatura registrada va a presentar medio grado más que en la axila, pero que es mucho más segura:
- Agita el termómetro para que localices que el mercurio se localiza abajo de los 35°.
- Limpia muy bien con alcohol la punta del termómetro que debe ser anal, es decir la punta es un poco más redonda para evitar lastimarlo.
- Lubrica con un poco de vaselina la punta del termómetro, para que se deslice bien.
- Puedes introducirlo de 2 formas, elige la que te sea más segura.
1) Acuesta al bebé boca abajo y sujétalo con una mano al final de su espaldita e introduce el extremo del termómetro en el recto, sujetándolo entre dos dedos, el resto de la mano presiona las nalgas entre sí, para que quede bien sujeto y mantenlo tres minutos mientras se registra la temperatura.
2) La otra forma, es colocando al bebé boca arriba y levantando sus piernitas por los tobillos, así se puede sostener mientras introduce el termómetro. Esta forma permite además platicarle y mantenerlo entretenido, quieto y tranquilo mientras pasan los 3 minutos necesarios para su registro.

- En el oído, para ello se requiere un termómetro timpánico que de forma muy rápida se coloca en el oído, se aprieta el botón y por medio una onda, capta la temperatura. Este método, se puede aplicar incluso cuando el bebé está dormido.

- En la axila. Esta técnica en ocasiones no funciona muy bien, dado que la colocación del termómetro y lograr mantenerlo durante 3 minutos bajo el brazo a veces no es muy fácil lograrlo, sobre todo en bebés. Para colocar el termómetro, se sienta al bebé sobre las piernas o se acuesta en la cama. Se tiene que comprobar que el termómetro marque menos de 35°, se levanta el bracito del bebé y se coloca la punta en el centro de la axila, manteniendo el brazo apretado al pecho, mientras se registra la temperatura.
-Bajo la lengua. Esta forma es más recomendable en niños mayores que ya pueden controlar solitos el termómetro que se coloca la punta bajo la lengua y se presiona con los labios cuidando mucho de no morder el vidrio del termómetro.

 
 
 
Hay que manter el brazo apretado al pecho, mientras se registra la temperatura.
Hay que manter el brazo apretado al pecho, mientras se registra la temperatura.
Foto: esmas.com
Fotogalería Videos