No deja de toser

 
 
 
por: Redacción
Fuente: esmas.com
 

En época de invierno hay que cuidar a los niños de enfermedades respiratorias, y atender cuanto antes cualquier infección

 
La tos es un síntoma de muchas enfermedades respiratorias y una respuesta del organismo ante cualquier elemento extraño que cause irritación o bloqueo en la garganta.

Cuando es ocasionada por irritación, la tos suele pasar pronto, en cuanto el elemento que irrita que puede ser polvo, comida o humo, es eliminado, pero cuando es una reacción a alguna enfermedad respiratoria, puede prolongarse por varios días, lo que impide a quienes la padecen sobre todo a los niños y niñas dormir bien, comer adecuadamente, estar de buen humor y realizar sus actividades diarias.

La tos en los niños afecta también a toda la familia, sobre todo a los padres que no pueden descansar y se preocupan y con mucha frecuencia se recurre a dar una serie de jarabes o pastillas que quizá no son los adecuados porque cada tos es diferente y su origen puede ser, como ya dijimos por diversas enfermedades.

Cuando existe una infección en las vías respiratorias como la gripa, además de la tos, se forman secreciones o “flemas” y si no es controlada adecuadamente, ésta puede extenderse a otros órganos respiratorios originando, amigdalitis, laringitis, faringitis, bronquitis o incluso neumonía.

Por ello, es importante conocer el tipo de tos y su origen.

La tos aguda, se presenta como consecuencia de una infección por virus o bacterias. Debe durar normalmente no más de 7 días, cuando esto se prolonga hay que consultar al médico para prevenir complicaciones.

La tos crónica, tarda en ocasiones hasta 3 o 4 semanas en quitarse y por lo general es seca, provocando además dolor en el pecho y músculos abdominales por el esfuerzo.

Muchas veces la tos provoca otras reacciones como vómitos, por lo que se deben dar muchos líquidos al enfermo para evitar la deshidratación.

Entre las principales recomendaciones ante un cuadro de tos, están:
- Identificar bien la causa.
- Atender las indicaciones médicas en caso de tos bacteriana o viral.
- No automedicar, ya que cada jarabe o antibióticos está recomendado para un problema en especial y no para todos los casos. El administrar antibióticos cuando no es necesario, como en casos de tos viral, puede ser contraproducente porque en estos casos no son recomendables y se provoca que en un futuro muchas bacterias sean resistentes a ellos.
- Administrar muchos líquidos.
- Dar alimentos que contengan vitaminas C y E, que previenen infecciones y fortalecen las defensas.
- Evitar fumar siempre cerca de los niños y niñas.
- Protegerlos del frío y los cambios de temperatura, utilizando ropa abrigadora, de preferencia de algodón y bufanda para cubrir nariz y boca al salir.
- Si se está enfermo, para evitar el contagio, hay que cubrir la boca con un cubrebocas al estar cerca de los niños y preparar alimentos y lavar bien las manos después de toser o estornudar, lo que se hará cubriendo bien la nariz y boca.
- Evitar que los enfermos estén en contacto con otros niños.
- Abrigar al pequeño con ropa de algodón para que su cuerpo mantenga los niveles de humedad adecuados.
- Consultar al médico en caso de cualquier duda, es mejor invertir en una consulta médica que en gastos de hospitalización si el problema se agrava.

 
 
 
La tos en lo niños provoca dolor y esfuerzo en el abdomen.
La tos en lo niños provoca dolor y esfuerzo en el abdomen.
Foto: Agencias
Notas Relacionadas
Fotogalería Videos