Violencia sexual

 
 
 
por: Instituto Nacional de las Mujeres/Redacción esmas
Fuente: esmas.com
 

La violencia sexual es denigrante y deja secuelas en la autoestima y seguridad de las víctimas

 
Una de las formas de violencia más común y denigrante dentro de la familia o fuera de ella, es la violencia sexual, que consiste en actos u omisiones que pueden ser desde negar las necesidades sexoafectivas, hasta inducir a la realización de actividades sexuales no deseadas o a la violación. También loscelos desmedidos para el control o manipulación de la pareja son formas de violencia.

Se puede manifestar por medio de una mirada o comentario malicioso, un manoseo o hasta la penetración forzada del pene o de algún objeto. La violación, el hostigamiento, el abuso sexual, el tráfico de niñas y niños y la prostitución forzada son algunos ejemplos de violencia sexual y en México cada uno de ellos es penado, aunque la tipificación varía de un código penal a otro.

También la violencia sexual es aquella que impide la expresión de placer, que prohibe la necesidad o sugerencia sexual y que castiga con calificativos ofensivos todo comentario proveniente de las mujeres.

La violación se define como la penetración sexual por la fuerza. Sin embargo hay otras formas de abuso que son igualmente deshonestas porque atentan contra el pudor y la integridad de una persona.

El estrupo, es la relación sexual lograda mediante seducción o engaño con menores de edad.

El rapto, es la retención obligada de la mujer para realizar el acto sexual con ella. Lo grave de este asunto es que en los códigos esté establecido que si el raptor o el estuprador se casa con la víctima, se le perdona la pena, por lo que se está se está tutelando es el honor, y no la libertad ni la integridad.

La prostitución forzada es la explotación del cuerpo de otra persona para que el explotador obtenga dinero.

El hostigamiento sexual, consiste en solicitar a una persona con la que se tenga relaciones de subordinación, como son los jefes en los trabajos, a que tenga relaciones y si son negadas, se produzca un perjuicio.

Un problema mayor es cuando los hijos o hijas se dan cuenta de que esta forma de relación se desarrolla entre sus padres. Los niños tienen el riesgo de aprender conductas violentas que replicarán en su vida sexual y las mujeres de aceptar de sumisión por miedo a los varones.

Información proporcionada por el Instituto Nacional de las Mujeres, para mayor información visita nuestros sitios web en www.inmujeres.gob.mx y http://cedoc.inmujeres.gob.mx o bien llama al 01 800 911 25 11 línea telefónica Vida Sin Violencia.

 
 
 
Dominar, usar y controlar a la mujer, objetivos de la violencia sexual.
Dominar, usar y controlar a la mujer, objetivos de la violencia sexual.
Foto: AP
Fotogalería Videos