Partes del diente

 
 
 
por: Redacción esmas
Fuente: esmas.com
 

Solo una porción del diente se encuentra visible, y el resto se encuentra incrustado por debajo de la superficie

 
Cada diente está formado de varias capas:
- La corona, se localiza por arriba de la línea gingival o borde de la encía y como con la edad, las encías tienden a retraerse y a dejar expuesto gran parte del diente, hace parecer a la corona como más grande de lo que era. La corona anatómica a la parte del diente que está cubierta por esmalte.
- El cuello, es la parte del diente que une a la corona con su raíz.
- - La raíz, es una parte que se extiende dentro de los maxilares superior e inferior. Cada tipo de diente tiene diferentes raíces. Los incisivos tienen una sola, que se va adelgazando a partir del diente. Los caninos y premolares también tienen una raíz, excepto los segundos premolares superiores que tienen dos y los molares pueden tener una, dos o tres raíces, dependiendo de su tipo y localización dentro de la boca. Al final de cada raíz se encuentra un espacio abierto pequeño llamado foramen apical que permite la entrada de nervios y vasos sanguíneos al interior del diente.
- El esmalte, es la capa externa y dura que cubre la corona. Está considerado como el tejido más duro del cuerpo ya que es capaz de soportar la presión de la masticación, sin embargo, también es muy frágil y puede fracturarse con mucha facilidad. El esmalte es transparente, ya que el color del diente lo proporciona la dentina, que se encuentra debajo de él.
- La dentina, es una sustancia parecida al hueso que forma la mayor parte de la estructura dental y que se encuentra por debajo del esmalte en la corona dental y debajo del cemento en el área de la raíz. Es el tejido responsable del color del diente. Esta puede cambiar de color con el exceso de café, té o tabaco, uso excesivo de tetraciclinas, fluor o ciertas enfermedades o por la edad.
- Otra parte de los dientes es el cemento, que es una capa cubre a la raíz y es un tejido menos blanco y duro que el esmalte. En el cemento se insertan las fibras que sostienen al diente dentro del hueso.
- La pulpa o cámara pulpar, es el centro del diente, en el cual se alojan los vasos sanguíneos, nervios y tejido conectivo. El torrente sanguíneo en la pulpa proporciona los nutrientes que ayudan a mantener la vitalidad del diente.
- El conducto pulpar o conducto radicular, es el espacio abierto en el centro de la raíz, en donde se localizan los vasos sanguíneos y los nervios que entran al diente formando la pulpa. Si la pulpa se inflama, se infecta o ya no es capaz de nutrir al diente se requerirá de un tratamiento de este canal para poder salvar al diente, ya que de otra manera podría perderse.
- Por último está el foramen apical, que es una pequeña abertura en la punta de cada raíz, a través de la cual penetran al diente los nervios y vasos sanguíneos.

 
 
 
Un diente consta de cuatro partes: esmalte, pulpa, dentina y canal radicular.
Un diente consta de cuatro partes: esmalte, pulpa, dentina y canal radicular.
Foto: Agencias
Fotogalería Videos