Caries dentales

 
 
 
por: Redacción esmas
Fuente: esmas.com
 

Es una enfermedad infecciosa, que ocasiona la destrucción progresiva de los tejidos duros de los dientes

 
Los dientes están recubiertos por un esmalte especial que los protege de cualquier agresión externa. Cuando esta capa va desapareciendo progresivamente por su descalcificación, deja de protegerlos y permite a los gérmenes presentes en la boca los ataquen.

Ante las caries si no hay atención oportuna se puede ocasionar la destrucción total y la pérdida de la pieza dental.

Se considera que la caries es la enfermedad infecciosa más frecuente en los niños y sus efectos pueden ocasionar problemas en su crecimiento y desarrollo. Se presentan en forma de manchas blancas, como depósitos de placa o sarro color café o de puntos negros y pueden llegar a causar pequeñas fracturas o cavidades.

Las caries son ocasionadas por una bacteria llamada Streptococcus mutans, que se transmite por medio de la saliva, sobre todo de la madre. Las bacterias se concentran en forma de placa en las superficies lisas de los dientes y se activan cuando hay carbohidratos fermentables como el azúcar y al hacerlo producen ácido.

El ácido formado por las bacterias ataca la superficie del diente, destruyendo su esmalte y deteriorándolo de tal forma que va ocasionando su destrucción al penetrar a su interior. Se manifiesta con dolor muy intenso, cuando la caries después de atravesar la pulpa, llega hasta el nervio. Este proceso empieza poco después de comer y sigue durante por lo menos 20 minutos y puede detenerse al eliminar los restos de alimentos, al cepillarse y usar hilo dental.

La pérdida de los dientes y muelas causan molestias diversas como: dificultad para masticar y problemas digestivos; problemas para articular bien las palabras, por los huecos que dejan; provocar el movimiento y desviación de los demás dientes, desgaste de las encías y problemas de autoestima, entre otros problemas.

Una caries se puede detectar o ver.
- Al acudir al dentista por lo menos una vez al año, para una revisión general, con radiografías y limpieza de los dientes. Muchas veces no es fácil detectar las caries por uno mismo, por lo que se requiere de una revisión minuciosa.
- Cuando se siente un dolor en dientes o muelas, aunque no se vea la caries.
- Si se ven puntos u hoyitos negros en los dientes y muelas.
- Si las mejillas están inflamadas, sin motivo aparente.
- Cuando hay dificultad al comer y masticar alimentos.
- Cuando se siente dolor o molestia al tomar líquidos fríos o calientes.
- cuando hay mal aliento y se siente un sabor desagradable.

Es importante saber que en ocasiones un dolor de muela puede desaparecer solito, esto se debe a que las fibras nerviosas que se encuentran en la pulpa llegan a morir, pero la infección sigue ahí y si no se atiende el problema, puede producir un absceso que es la acumulación de pus alrededor de la raíz. Esto es muy doloroso puede ocasionar otros problemas colaterales en la encía y ocasionar infecciones que pueden incluso lesionar la mandíbula y el maxilar y causar graves problemas y terribles dolores.

Por otro lado, el no atender una caries oportunamente puede originar la necesidad de tratamientos más costosos, la presencia de caries en otras piezas dentales o la pérdida del diente o muela, lo que además llevará a la necesidad del uso de piezas postizas y prótesis.

 
 
 
Las caries dentales son ocasionadas por bacterias que perforan la pieza denta.
Las caries dentales son ocasionadas por bacterias que perforan la pieza denta.
Foto: Agencias
Fotogalería Videos