Enfermedades de la boca

 
 
 
por: Bertha Sola
Fuente: esmas.com
 

Las enfermedades o lesiones que pueden afectar el buen funcionamiento de la boca, que incluye labios, dientes y muelas, paladar, lengua, encías, es fácil prevenirlas

 

La boca es un órgano muy importante que tiene varias funciones, es la vía de entrada de los alimentos, es un órgano de comunicación y de expresión de afecto y conecta con los sistemas digestivo y respiratorio. Pero también su cuidado refleja belleza.

Las enfermedades de la boca pueden afectar a los dientes y muelas, las encías, las mucosas, la lengua o los labios. Las principales y más frecuentes son infecciosas, es decir producidas por bacterias, virus u hongos, aunque también las hay crónicas como el cáncer de boca o las causadas por accidentes.

El funcionamiento adecuado de la boca es fundamental, ya que cualquier problema afecta de forma integral, impidiendo también una adecuada digestión y con ello la nutrición.

Entre las enfermedades más comunes están: las caries, la gingivitis, la enfermedad periodontal y las aftas.

Entre las medidas generales para prevenir enfermedades en la boca están:

  • El cepillado correcto después de levantarse y de cada comida. Los dientes y muelas deben ser limpiados con cepillo. El barrido debe hacerse de arriba hacia abajo, o de abajo hacia arriba para proteger y dar masaje a la encía, nunca debe cepillarse de forma lateral. Las muelas deben cepillarse con un movimiento circular y repetir estos movimientos varias veces en cada cepillado.
  • Utilizar cepillo para lengua ayuda a eliminar bacterias, además de hacer enjuagues con un antiséptico bucal.
  • Después de ingerir alimentos entre comidas, es necesario al menos enjuagar la boca varias veces.
  • El cepillado antes de dormir, después de la cena, es muy importante, ya que durante la noche los ácidos se forman con mayor facilidad.
  • La visita al dentista por lo menos una vez al año, es fundamental, esto permitirá detectar a tiempo cualquier problema y atenderlo para evitar complicaciones y gastos innecesarios.
  • Evitar utilizar los dientes como herramientas para cortar, abrir refrescos y hacer otras cosas que puedan dañarlos.
  • Evitar morder caramelos o hielos.
  • Evitar los golpes en la boca, actuando con cuidado y sin agresividad.
  • Alimentarse bien, comiendo frutas y verduras que ayudan a prevenir infecciones.
  • Utilizar hilo dental a partir de los 8 años de edad, cuidando mucho de utilizarlo correctamente para no lesionar las encías. Para ello se debe enredar el extremo del hilo en los dos dedos índices, y colocar de forma vertical entre los dientes el hilo, frotando suavemente para retirar cualquier resto de comida entre ellos.
  • Evitar fumar, el tabaco en cualquiera de sus formas, inhalado o masticado puede ocasionar cáncer de boca.

Cualquier tipo de sangrado, irritación, enrojecimiento o la aparición de bolitas, aftas, o lesiones deben ser atendidas adecuadamente por un odontólogo para prevenir males mayores.

 

 
 
 
Para prevenir enfermedades de la boca es necesaria la revisión dental periódica.
Para prevenir enfermedades de la boca es necesaria la revisión dental periódica.
Foto: Agencias
Fotogalería Videos