22 de abril

por: Redacción
Fuente: esmas.com

Santiago se indigna por el regreso del pirata, el juez menciona algo sobre el niño que bautizaron Lisabeta y él


Gaspar llega a casa de Justo buscando a Ricardo, Camila, en presencia de su padre le cuenta sobre las sospechas que tienen de su hijo. Gaspar pide que en cuanto Ricardo llegue, le pida que vaya a verlo. Menciona el indulto real para los piratas, señala que queda pendiente el asunto de Puerto Paraíso, pero cree que puede negociar si entrega las pruebas contra Alberto y Jorge.

Ascanio llega a casa de Alberto. Éste le dice que la boda será dentro de un mes pero que no le dará ni un solo centavo de su dinero. Ascanio le aclara que si acepta casarse con Manuela es porque la quiere y no a cambio de su silencio. Alberto dice que así no hay trato y Ascanio sale rompiendo el compromiso, en el pasillo le explica a Manuela lo sucedido y le pide que esté preparada porque en unos días irá por ella para escaparse juntos. Alberto le ordena a Manuela que no vuelva a ver a Ascanio.

Ricardo llega con Auxiliadora, Conchita se le va encima, él para la disputa. Justo pide a un criado que vigile a Auxiliadora.

Manuela persiste en que Ascanio denuncie a Jorge y a su padre. Ascanio sufre, porque decida lo que decida, algún inocente saldrá lastimado. Manuela insiste en que todo quede en manos de la justicia y que nunca le reprochará nada.

El juez Eustaquio escucha los alegatos de Auxiliadora y Conchita, cada cual insiste en su versión. Ricardo interviene diciendo que hay testigos en Garbancillo de que Conchita crió a un niño. Auxiliadora se enreda. Ricardo pide que comparezca Lisabeta. Eustaquio acepta mandarle un citatorio a ella, a Francisca y a sus criados. Auxiliadora queda detenida. Ascanio se ofrece a mandar por los testigos a Garbancillo.

Ricardo llega buscando a Alberto, Lisabeta aparece y se deshace en llanto. Él no puede más y pregunta por el niño, Lisabeta insiste en que es un huérfano, no quiere decir la verdad, insulta a Camila y Ricardo no se lo permite. Lisabeta se enciende y por rabia se niega a decir dónde está el niño. Ricardo se dirige a hablar con Alberto, le ofrece un trato: las cartas de Molinar Pastor a cambio de su hijo. Alberto acepta, Ricardo exige que primero le entregue al niño sin decir una palabra a Lisabeta.

Jorge reitera a Santiago que devolverá el almacén a Justo. El juez enterara a Jorge del asunto de Ricardo y Camila. Santiago se indigna por el regreso del pirata, pero Eustaquio habla del indulto real, menciona que se trata de una querella sobre le niño que bautizaron Lisabeta y él.

Es querido y respetado por todo el pueblo por su buen juicio.
Foto: Sitio Oficial